La familia de Rocío Guagliarello está en presencia de un verdadero milagro: su hija es la única sobreviviente dle Fiat 147 que quedó hecho añicos tras impactar contra el acoplado de un camión durante una persecución en San Miguel del Monte. Sus cuatro acompañantes, corrieron otra suerte.

El segundo milagro es la evolución que atraviesa la joven en el hospital de El Cruce, en Florencio Varela. Allí, según el nuevo parte médico emitido, la joven presenta un "pronóstico favorable", permanece consciente y sin asistencia mecánica respiratoria.

Con respecto al emitido el martes, la principal novedad pasa porque ya no requiere "apoyo ventilatorio", es decir que sigue respirando por sus medios para ya no requiere de oxígeno como sí precisó el martes luego de que se le retirara el respirador artificial.