Finalmente, el hombre que era buscado por integrar una banda que se dedicaba a estafar a aseguradoras con los cobros de millonarias indemnizaciones por accidentes que nunca ocurrieron, fue localizado en Israel. La Interpol, a pedido de la Justicia argentina, detalló que Federico Schiber, uno de los denominados rompehuesos, se encuentra en ese país tras cruzar de Argentina a Uruguay y pasar por Brasil y Barcelona.

Su padre, Hugo Schiber, fue condenado a 18 años de cárcel por el Tribunal Oral N° 7 de San Isidro, que lo consideró el presunto jefe de una banda de “caranchos”. A principios de diciembre del año pasado, Federico Schiber dejó de concurrir a las audiencias.

Había escuchado cómo las víctimas repetían su nombre y los ubicaban en el centro de las maniobras destinadas a romper las piernas de por lo menos ocho mujeres para simular que habían sido atropelladas por automóviles. Después, les retenía los documentos de identidad y las obligaba a firmar poderes en favor de su padre, que era abogado, quien iniciaba las demandas contra las aseguradoras.

Al finalizar el juicio oral, los jueces María Coelho, María Elena Márquez y Alberto Gaig condenaron también a Daniel Ceferino Herrera a 15 años de prisión. Fue acusado por algunas de las víctimas de ser uno de los que rompieron las piernas de por lo menos ocho mujeres, cuya vulnerabilidad social y económica eran presa fácil para la banda de delincuentes.

Las víctimas repetían su nombre y los ubicaban en el centro de las maniobras destinadas a romper las piernas de por lo menos ocho mujeres para simular que habían sido atropelladas por automóviles. Después, les retenía los documentos de identidad y las obligaba a firmar poderes en favor de su padre, que era abogado, quien iniciaba las demandas contra las aseguradoras.

Durante el juicio oral se determinó que los imputados les pedían a las mujeres a las que les quebraban las piernas que firmaran un poder a favor de Hugo Schiber para iniciar los reclamos por sumas millonarias ante las compañías de seguros. A las mujeres les prometieron la entrega de sumas de dinero irrisorias y Federico Schiber, en algunas ocasiones, efectuaba pagos de entre 100 y 200 pesos en concepto de “asistencia”.

Una de las víctimas recordó que revocó el poder que había firmado en favor de Hugo Schiber. Entonces comenzó a recibir llamadas telefónicas de Federico Schiber, quien la obligaba a que vuelva a suscribir el poder en favor de su padre, bajo la amenaza de asesinarla y de matar a su hijo.

Al exponer los fundamentos de la resolución, los jueces valoraron como agravantes de la condena: “El trato cruel, discriminatorio, inhumano y degradante dispensado hacia las víctimas en las maniobras delictivas y durante el juicio”.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos