No hay detenidos por el hecho.

Un grupo de delincuentes ingresó a robar, tras tirar abajo una reja y una puerta, a la casa de la jueza platense Ana María Bourimborde y de su pareja, el ex diputado provincial Carlos Martínez, a quienes ataron y mantuvieron encerrados en un baño junto a sus tres hijos.

Según informaron este sábado fuentes policiales, el hecho ocurrió en la mañana de viernes y efectivos de la DDI La Plata detuvieron a dos sospechosos del hecho, luego de varios allanamientos realizados cerca de la propiedad asaltada.

El robo ocurrió este viernes alrededor de las 7 en una casa ubicada en calle 32, entre 17 y 18, en el barrio La Loma, luego de que los ladrones tiraran abajo a patadas la reja que da a la calle y luego la puerta de madera de ingreso a la vivienda.

Los delincuentes tomaron a la jueza Bourimborde, que integra la Cámara Civil y Comercial de La Plata, y a sus tres hijos, que se encontraban en la planta baja y justo se disponían a salir rumbo al trabajo, y los encerraron en uno de los baños de la propiedad, atados.

Luego advirtieron la presencia de Martínez, que estaba acostado y salió de su dormitorio alertado por los ruidos, y también lo metieron allí, luego de pegarle un golpe en la cabeza con la culata de un revolver.

Mientras uno de los ladrones vigilaba que no se escaparan, los otros dos revolvieron toda la casa y robaron 10 mil pesos, 300 dólares, 400 euros, joyas, una pistola calibre 22, una escopet. 12/70 y cinco relojes de oro. 

Luego de unos 15 minutos, escaparon del lugar y una vez que pudieron desatarse, la jueza y su marido dieron aviso a la Policía.

Una fuente policial dijo que la pareja describió a los delincuentes como "hombres jóvenes, de unos treinta años, que no eran marginales ni parecían drogados".

En tanto, Martínez, que ya está retirado de la actividad pública, sostuvo que lo que ocurrió fue "un robo al azar" y "no tiene que ver con la actividad como jueza" de su mujer, quien integra la junta electoral de la provincia de Buenos Aires.

Una vez en la casa, se realizaron los peritajes de rigor y se buscaron cámaras de seguridad cercanas que pudieran haber grabado el ingreso o la salida de los ladrones.

Posteriormente, tras recabar algunos datos, efectivos de la DDI La Plata realizaron allanamientos en la zona y detuvieron a dos sospechosos del hecho que quedaron a disposición de la fiscalía de turno de La Plata.