El jugador de Deportivo Garmense que agredió brutalmente a una árbitra el último fin de semana, Cristian Ariel Tirone, se presentó a indagatoria, y si bien eligió no declarar, pidió perdón por su salvaje acto.

Mientras tanto, sigue detenido acusado de golpear a la referí Dalma Magali Cortaldi, imputado por el delito de "lesiones agravadas por alevosía por la condición de mujer de la víctima y por haberse cometido durante la realización de un espectáculo deportivo".

 

“Está arrepentido y pidió perdón a la jueza (en referencia a la árbitra) y a la gente”, contaron fuentes de la fiscalía a la prensa respecto de la posición de Tirone ante la Justicia.

El jugador de 34 años, es oriundo de la localidad De la Garma, cercana a Tres Arroyos, y continuará en calidad de aprehendido por el momento, hasta que se recolecten algunos otros elementos pedidos el fiscal del caso.

 

El episodio de violencia de género sucedió este domingo en la localidad bonaerense de González Chaves durante el partido de reserva entre Deportivo Independencia y Garmense, en el marco de un torneo regional.

El agresor le pegó una trompada en la cabeza y por la espalda a la referí, quien cayó al suelo a raíz del golpe.

 

Según trascendió, el equipo visitante ganaba 2 a 1 y la mujer agredida solo había cobrado un foul para el rival en mitad de la cancha, con dos amonestaciones. El encuentro fue suspendido de inmediato y Tirone fue detenido por la policía dentro de la cancha, pese a que se resistió y trató de continuar la agresión.

Ver comentarios