Un hombre, de 33 años, entró por la fuerza en la casa de su ex pareja, tras romper una restricción perimetral por sus antecedentes de violencia de género, y la mantuvo cautiva hasta que fue detenido por la policía en la localidad platense de City Bell.

El hecho ocurrió en las últimas horas en una vivienda ubicada en las calles 461F y 12 B, a la que llegaron los agentes del Comando de Patrullas y del Gabinete Técnico Operativo de la Comisaría 10° alertados por los vecinos.

Según fuentes policiales, el hombre estaba borracho e ingresó a la casa de su ex pareja, una mujer de 30 años.

Una vez dentro, la mantuvo cautiva algunas horas hasta que la policía logró capturarlo en un operativo.

El detenido era buscado por la Justicia en una causa por “desobediencia”, porque no había respetado en otra ocasión la restricción perimetral con que se la buscaba proteger a su ex pareja.