El sacerdote capuchino José Padilla, acusado recientemente por abuso sexual, presentó su renuncia al cargo de rector del Instituto Nuestra Señora de Luján, y se tomó licencia en su oficio pastoral en la Iglesia pampeana.

Padilla se desempeñaba al frente del colegio secundario Nuestra Señora de Luján y de un convento de la localidad de Intendente Alvear, distante 166 kilómetros al norte de Santa Rosa.

El sacerdote renunció tras la denuncia que formuló en su contra Vicente Suárez Wollert, oriundo de la ciudad entrerriana de Santa Elena, quien lo denunció por los acosos y abusos que ocurrieron hace unos 3 años, cuando aspiraba a convertirse en monje en esa localidad pampeana.

Suárez Wollert primero lo denunció públicamente y luego hizo una demanda penal, razón por la cual Padilla tuvo que declarar el viernes en la Fiscalía de General Pico, donde negó haber acosado y abusado sexualmente del joven.

Luego, en una audiencia de formalización, lo acusaron del delito de abuso sexual agravado por el carácter de ministro de culto.

Padilla es uno de los tres sacerdotes acusados por abusos sexuales en La Pampa en los últimos años. Los otros son Héctor Coñuel, que ya fue condenado a 5 años de prisión por abusar de un joven con discapacidad, en Victorica; y el más reciente, Hugo Pernini, que fue denunciado de violar a un joven cuando tenía entre 16 y 18 años, hace más de una década en Santa Rosa.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa.

La iglesia recuerda hoy a santa María Crucificada de Rosa

Esta frase surgió en una reunión de gabinete económico con el Presidente.

Para el gobierno "el pueblo no tiene por qué pagar otra vez un préstamo"

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos