Autoridades policiales de la comisaría de Ingeniero Allan buscan a los marginales.

Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

18 perros murieron al ser envenenados por ladrones que pretendieron desvalijar una quinta, en un conmocionante suceso que se registró hoy en la localidad bonaerense de Ingeniero Allan, el partido de Florencio Varela. Los hampones fugaron sin consumar el asalto y son buscados de manera intensa por las autoridades policiales.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el tremendo hecho se descubrió en la mañana cuando los moradores de una finca, situada en el cruce de El Tala y Perú, en el citado distrito, habían hallado los cuerpos de 18 de sus perros en el interior del predio, en el sur del conurbano provincial.

A raíz de dicho motivo, los pesquisas policiales destinados en la comisaría de Ingeniero Allan (6a de Florencio Varela) e integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de la zona arribaron al terreno, donde lograron establecer que varios individuos habían cortado un alambre perimetral con la intención de consumar un asalto en la quinta, oportunidad en la que mataron a los animales. 

Se presume que el caso ocurrió en la madrugada y que estos malvivientes huyeron sin consumar el robo porque no tuvieron tiempo de apoderarse de objetos de valor, ante la tardanza de los perros en perder la vida.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los canes no presentaban lesiones y los especialistas del área de Zoonosis de la comuna opinan que habrían sido envenenados por los despreciables marginales.