La Justicia Correccional de Pergamino dio inicio a los alegatos de la fiscalía, el particular damnificado y las defensas, en el juicio que se les sigue a tres policías bonaerenses acusados de cometer el delito de falsedad ideológica en actas de procedimientos realizados para localizar a la familia Pomar, que murió en noviembre de 2009 en un accidente de tránsito cerca de la ciudad de Salto y que fue hallada recién tras 24 días de búsqueda.

Esta etapa del juicio comenzó con el alegato del fiscal Guillermo Villalba; luego llegará el turno del abogado de la familia Pomar, Aquilino Giacomelli, y de las defensas de los policías Daniel Fabián Arruvito, Luis Ángel Quiroga y Benito Baustino Barcos, quienes en ese momento se desempeñaban en la Patrulla Rural de Pergamino.

Los policías llegan al debate libres, aunque sólo uno de ellos, Barcos, sigue en funciones en la fuerza, y todos ellos afrontan un delito que prevé una pena de entre 1 y 6 años de prisión.

El debate se lleva adelante en el Juzgado Correccional 2 de Pergamino, a cargo de Carlos Picco, y se inició el miércoles último con la declaración de 16 testigos que acudieron a los tribunales locales, situados en Colón y Monteagudo.

Los tres policías llegaron al debate oral acusados de falsedad ideológica, ya que se les imputa haber labrado actas en las que constaba que ya se había rastrillado la zona donde finalmente fue encontrada la familia tras 24 días de búsqueda.

Fernando Pomar de 40 años; su esposa, Gabriela Viagrán de 36 años, y sus hijas, María del Pilar y Candelaria 3 y 6 años, desaparecieron el 14 de noviembre de 2009 cuando se trasladaban desde la localidad bonaerense de José Mármol, donde vivían, rumbo a la ciudad de Pergamino, de donde eran oriundos y planeaban visitar a familiares.

Si bien sus allegados denunciaron el hecho al día siguiente, la policía tardó hasta el 8 de diciembre de ese año en encontrar el auto Fiat Duna Weekend rojo volcado a un costado de la ruta 31, cerca de Salto y a unos 40 kilómetros de Pergamino.

Por el caso Pomar también se inició una causa por omisión de los deberes de funcionario público, que finalmente prescribió, en la que estuvieron imputados los policías ahora juzgados y otros tres, entre ellos el que recibió un llamado realizado al 911 por un hombre que el 27 de noviembre aseguró haber visto el auto de los Pomar al costado de la ruta donde fue hallado recién el 8 de diciembre. Luego de los alegatos, los imputados podrán decir sus últimas palabras y los jueces darán fecha para el veredicto.

El caso conmocionó al país en su momento y se hicieron todo tipo de especulaciones sobre lo sucedido.

Fuente: Crónica