Uno de los dos jóvenes buscados por el crimen del estudiante de medicina Alexis Cueva, quien fue encontrado degollado en el cauce de un arroyo seco al sur de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, se entregó a la policía y admitió haber colaborado con el ocultamiento del cuerpo aunque no de haber cometido el asesinato, informaron este jueves fuentes judiciales.

Se trata de Renzo Fernando Muñoz (25), quien se presentó en la sede de la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut y quedó detenido por el hecho.

Muñoz confesó que participó del ocultamiento del cuerpo en el cauce del arroyo La Mata, aunque negó haber atacado a Cueva (25), hecho por el que culpó a David Bustamante (24), quien se encuentra prófugo, dijeron las fuentes.

LEE TAMBIÉN: Macabro hallazgo de cadáver de mujer en el baño de un potrero

"Renzo se presentó ante la brigada cuando vio su imagen de prontuario en las redes sociales y decidió entregarse. Pero no solo eso, también eligió declarar cuando podría haber mantenido silencio y sin embargo dijo su verdad", explicó la abogada defensora Roxana Cruz.

Según el relato del ahora detenido en la audiencia de control de detención realizada ayer, él junto al estudiante asesinado y el prófugo participaron de una reunión el 22 de noviembre último, de la cual se retiraron "en mal estado porque habían consumido alcohol y otras sustancias", explicó la abogada Cruz.

Siempre según la confesión del joven, cuando salieron de la fiesta y abordaron un Fiat Punto manejado por Bustamente, en el que Cueva se sentó adelante y él atrás para dirigirse rumbo a una casa que, aseguró, no sabe dónde queda porque se quedó dormido en el camino.

Cueva tenía 25 años y era estudiante de medicina (Foto: Facebook)

Al llegar, agregó, los otros dos muchachos lo despertaron y los tes entraron a la casa, donde volvió a quedarse dormido en un sillón hasta que escuchó un ruido, se despertó y se dirigió al baño, donde encontró a Cueva de rodillas frente a Bustamante, en una posición sexual y con mucha sangre que emanaba del cuello.

Según Muñoz, el estudiante ya estaba muerto, por lo que junto a Bustamante subieron su cuerpo al auto y se dirigieron hacia la zona sur de Comodoro Rivadavia, donde lo arrojaron al cañadón.

Si bien el acusado confirmó su participación en ese tramo del hecho, negó haber sido quien provocó las heridas que causaron la muerte de Cueva.

Muñoz dijo que acompañó a Bustamante porque éste lo amenazó: "Si no lo ayudaba me iba a pasar lo mismo", expresó.

Muñoz detalló que, una vez en la orilla del cañadón, él iluminó el lugar con el celular porque era una noche cerrada y allí tiraron el cuerpo al vacío.

La abogada reconoció que "Renzo estaba aterrado y se fue a Córdoba porque Bustamente lo había amenazado con matar a su madre y además porque eran incesantes los llamados de la brigada (de investigaciones de la policía). Pero al ver que había un pedido de captura llamó a su familia y se entregó".

"Renzo estaba aterrado y se fue a Córdoba porque Bustamente lo había amenazado con matar a su madre":

Cruz adelantó que pedirá una orden de allanamiento en una de las viviendas que frecuentaba Bustamante, donde creen que se cometió el crimen.

El cuerpo del estudiante de medicina, que había sido reportado como desaparecido el 23 de noviembre, fue encontrado hace una semana en la parte baja del cañadón al que fue arrojado desde más de 15 metros y presentaba tres heridas en el cuello que le provocaron una hemorragia mortal.

La jueza penal Raquel Tassello, a cargo de la causa, presidió ayer la audiencia de control de detención y le otorgó un plazo de tres meses a la fiscalía para que complete la investigación, tiempo durante el cual Muñoz permanecerá con prisión preventiva.

Ver más productos

Santa Inés, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Inés

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos