Otra fuga más. Un preso, que estaba acusado de un caso de violencia de género, se escapó de la comisaría 2ª de General Rodríguez. El detenido se encontraba alojado en el sector de cocina porque en el lugar había dos mujeres arrestadas. No tenía asignada ninguna custodia, por lo que se dispuso la desafectación de uno de los efectivos.

El hecho ocurrió alrededor de las 2.45 de ayer, cuando personal de la dependencia policial constató la evasión de Miranda Alcides Arrúa, paraguayo de 32 años, que se encontraba allí detenido por lesiones leves califi cadas por violencia de género a disposición de la UFI. 9 de General Rodríguez a cargo de Alejandra Rodríguez.

En el momento de la fuga se hallaba junto a otro aprehendido, identificado como Roberto Villca Sánchez, boliviano de 49 años, a disposición de la misma fiscal por desobediencia. Los dos arrestados, en virtud de que en el sector de calabozos se encuentran alojadas dos detenidas penales, se estaban preventivamente en el sector de cocina.

Arrúa tenía en una mano las esposas, que se encontraban enganchadas a una cadena que en el otro extremo estaba sujeta con candado a un caño amurado a dos paredes, que hace de soporte a un termotanque. Al momento de la fuga no tenía asignado un efectivo como imaginaria para su custodia. Tras mantenerse una comunicación telefónica con la fiscal Rodríguez, personal de la dependencia judicial se hizo presente en la comisaría.

Luego de dialogar con Marina López, se ordenó la desafectación de servicio del oficial subayudante, legajo 199.564, Lucas Ezequiel Viton. Dependencias policiales de Moreno y General Rodríguez están tras la caza del fugitivo.