La causa penal por presunto abuso sexual iniciada en contra José Alperovich se reanudará mañana con la declaración de tres testigos propuestos por la defensa del denunciado, en tanto que el equipo técnico de la víctima sostiene que el senador nacional (en uso de licencia) "busca desviar el foco de los hechos denunciados" por su sobrina en noviembre del año pasado.

Debido a la pandemia de coronavirus el juez de Instrucción en lo Penal Facundo Maggio escuchará las declaraciones a través de la aplicación para videoconferencias Zoom y en paralelo se tomarán actas por escrito de los dichos para que, luego, cada testigo ratifique o rectifique su contenido.

Una vez completado el trámite, se enviarán copias en versión digital al juez porteño Osvaldo Rappa, quien tiene a su cargo el expediente abierto -en simultáneo- en el fuero nacional. La defensa del ex gobernador tucumano solicitó la habilitación de la feria que se les tome declaración testimonial a nueve personas, en su mayoría del entorno familiar del ex titular del Poder Ejecutivo provincial: mañana lo harán los tres primeros testigos, y los seis restantes brindarían su relato la próxima semana.

"Proponen como testigos a miembros de su familia y dependientes; personas que se atreven a declarar frente a un juez y a defender a un abusador", sostuvo la denunciante a través de un comunicado difundido esta tarde. La sobrina segunda de Alperovich asegura que "indigna descubrir apreciaciones personales sobre los padecimientos que sólo habitan en las personas que sufrimos esta clase de abusos".

El equipo técnico que acompaña la mujer remarcó que "desde que comenzaron las testimoniales de las personas dependientes de Alperovich, buscan desviar el foco de los hechos denunciados por la sobrina del senador en noviembre de 2019". "La estrategia de defensa del acusado de violación trata de desgastar el proceso judicial, desmerecer a la denunciante y vincularla con una supuesta conspiración política", agregaron.
 

Ver comentarios