El hecho ocurrió en la calle Ozanam. (Google Street View)

 

Un hombre fue asesinado este martes de dos balazos cuando se enfrentó a tiros con tres delincuentes que entraron a robar a su casa de la localidad bonaerense de Morón, donde se encontraba junto a una hermana y su cuñado, y por el hecho quedó aprehendido un sospechoso que llegó herido de bala al hospital Posadas, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió alrededor de las 8, cuando María Segala salía de la vivienda ubicada en la calle Ozanam entre French y Castelli, en el citado distrito del oeste del conurbano bonaerense, junto a su esposo José Pase, momento en que fueron interceptados por tres delincuentes armados, que los obligaron a volver a ingresar a la casa.

Fue entonces que, según revelaron fuentes policiales y judiciales, Juan Ariel Segala (35), un operario que también vivía en la vivienda junto a su hermana y su cuñado, extrajo un arma de la cual tenía permiso de portación y comenzó a tirotearse con los ladrones para resistir el asalto.

Durante el enfrentamiento, Segala recibió un disparo en el tórax y otro en una de sus piernas, mientras que los delincuentes escaparon en un vehículo de color gris.

La víctima fue trasladada de urgencia en ambulancia al hospital de Morón pero falleció a los pocos minutos de ingresar a raíz de la gravedad de las heridas de bala recibidas, informaron fuentes policiales y judiciales.

En tanto, los familiares del hombre asesinado vieron manchas de sangre en la vereda de la puerta de la casa, por lo que advirtieron a los efectivos policiales que se hicieron presentes en el lugar. 

La sospecha es que uno de los delincuentes resultó herido por la víctima durante el tiroteo, por lo que se irradió el alerta y se comenzó a buscar en los hospitales de la zona del oeste bonaerense si había algún ingreso de un hombre con herida de bala.

Fue entonces que localizaron el ingreso a las 8.40 de un hombre de aproximadamente 34 años con una herida de bala en el abdomen, en el hospital Posadas, ubicado al costado de la Autopista Acceso Oeste, en la localidad bonaerense de Palomar, partido de Morón.

Las fuentes informaron que tanto la vestimenta como las características fisonómicas del herido coincidían con la descripción que hicieron la hermana y el cuñado de Segala sobre uno de los tres delincuentes, por lo que se decidió su aprehensión.

Al sospechoso, que sería oriundo de la villa Carlos Gardel, ubicada detrás del mencionado centro de salud, le secuestraron su vestimenta y se aguardaba saber si los médicos habían podido extraer el proyectil de su cuerpo, para cotejarlo con el arma que pertenecía a la víctima.

Además, se ordenó un estudio de dermotest para establecer si en sus manos había restos de pólvora y de esta manera determinar si el sospechoso fue quien le disparó a Segala.

Voceros judiciales señalaron que tienen 24 horas para definir la situación del aprehendido y se aguardaba su evolución de salud durante la internación.

Es que, en caso de que el hombre sea dado de alta, será trasladado a la fiscalía para que se le tome declaración; de lo contrario, si su condición de salud lo permite, los funcionarios judiciales se acercarán al hospital para indagarlo.

Los primeros policías en actuar en el caso fueron los de la comisaría de Morón 1ra y luego se sumaron peritos y efectivos de la Delegación Departamental Investigaciones (DDI) de Morón.

La investigación quedó a cargo del fiscal Alejandro Jons, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, del Departamento Judicial de Morón, quien requirió el secuestro del registro de cámaras de seguridad de la zona con el fin de identificar el vehículo en el que se trasladaban los delincuentes y localizar a los dos delincuentes que permanecían prófugos.

Fuente: Télam