Lo liberaron en esta esquina. (Google Street View)

Por Fernando Vázquez

fvazquez@cronica.com.ar

Varios delincuentes armados secuestraron a un hombre, a quien luego “pasearon” por diferentes cajeros automáticos, en un dramático suceso que comenzó en la localidad bonaerense de Boulogne, en el partido de San Isidro, continuó en la Capital Federal y finalizó en José León Suárez, en el partido de San Martín, donde estos malvivientes liberaron a la víctima, a quien le robaron el automóvil en el que se desplazaba.

Los peligrosos individuos pretendieron cobrar rescate por la vida del rehén, pero no lograron comunicarse telefónicamente con los familiares del cautivo. Las autoridades policiales realizan diferentes procedimientos con el objetivo de establecer el paradero de los forajidos. Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron que los hechos comenzaron a las 23.10 del jueves pasado, cuando esta infortunada víctima, llamada Sergio, se movilizaba por la calle Eliseo Reclus, en Boulogne, a bordo de un Chevrolet Prisma blanco, patente AB612LY, oportunidad en la cual aparecieron esos hampones, quienes lo amenazaron de muerte y, de esta manera, resolvieron llevárselo privado de la libertad.

Posteriormente, y según la denuncia que tienen los funcionarios, los responsables del salvaje ilícito empezaron a “pasear” al rehén por cajeros automáticos, para apoderarse del dinero de su cuenta bancaria, en una infernal odisea que se extendió por calles de la Capital Federal. Llamados frustrados De acuerdo con lo manifestado por los informantes, los malvivientes dejaron libre a la víctima en el cruce de la avenida Bernabé Márquez (el Camino de Cintura - la Ruta Provincial 4) y Emilio Zola, en la localidad de José León Suárez, en el noroeste del conurbano provincial, ocasión en la que le sustrajeron el vehículo, en el que huyeron rápidamente.

Al respecto, diversas versiones sostienen que, mientras la víctima permaneció cautiva, los individuos trataron de comunicarse por teléfono con sus parientes ya que pensaban solicitar rescate por su vida. Sin embargo, los sujetos no lograron hacer contacto con los familiares del hombre secuestrado.

Con respecto al accionar de los integrantes de la banda, los investigadores consideran que actuaron al voleo y que desconocían la identidad del damnificado que se movilizaba en el rodado. Además los policías creen que los despreciables hampones se habrían refugiado luego en alguna villa de emergencia y que serían autores de otros hechos de similares características sucedidos en forma reciente tanto en el Gran Buenos Aires como en la Capital.