Desde el próximo miércoles una mujer empezará a ser juzgada por el intento de homicidio de su ex pareja en febrero del 2020 en Barracas. Elisa Molina de 37 años podría recibir una pena de hasta 20 años de cárcel, aunque aseguró que fue víctima durante muchos años de violencia de género, y  que no hizo la denuncia "por vergüenza, miedo y por no saber cómo hacerlo por su situación de vulnerabilidad".

Es madre de cuatro hijos y desde hace más de un año se encuentra con prisión domiciliaria.  Desde distintas organizaciones sociales y feministas solicitaron que antes del debate oral, la Justicia considere su "historia previa" y que por esta razón sea absuelta.

Soberana, Mala Junta y Atrapamuros impulsaron la campaña "Absolución para Elisa" (Gentileza: Atrapamuros)



Será el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 18 que la juzgará por el delito de "homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa", lo que tiene una pena máxima de 20 años de prisión.

Organizaciones sociales y feministas solicitaron que la Justicia considere su "historia previa" y que sea absuelta.



"Nosotros sostenemos la inocencia de Elisa, tenemos confianza de que la Justicia en esta instancia nos va a dar la razón porque creemos que las pruebas que hay son contundentes a favor de ella", expresó Paolo Zaniratto a la agencia de noticias Télam, quien representa a la mujer junto al abogado Jonathan Cano.

Según contó el abogado, Molina "venía sufriendo violencia de género por parte de su expareja y en ese contexto se llegó a esta situación, mas allá de que no había realizado denuncias previas como la mayoría de las mujeres que lamentablemente no denuncian lo que padecen".

"Creemos que las pruebas que hay son contundentes a favor de ella"



Sobre que la mujer no denunció a su ex pareja previamente por violencia de género el letrado afirmó: "Ella no pudo por miedo, por vergüenza, por no saber como hacerlo, ella es una persona en situación de vulnerabilidad, tuvo una vida muy dura, se crió en la calle pero pudo salir adelante", dijo.


En diálogo con el periodista Ernesto Zambrini de Télam, el abogado aseguró que "la supuesta víctima del hecho no se constituyó como parte en el expediente" y que en el juicio oral acusará la fiscalía.

"No había realizado denuncias previas como la mayoría de las mujeres que lamentablemente no denuncian lo que padecen".


Mientras que la mujer irá a juicio,  las organizaciones Soberana, Mala Junta y Atrapamuros impulsaron la campaña "Absolución para Elisa" y exigieron que en el juicio oral la mujer recupere la libertad.

Julieta Fernández, integrante de Mala Junta expresó: "Cuando ves la Ley de Violencia de Género ella ha sufrido absolutamente todos los tipos: sexual, psicológica, económica, etcétera. Al margen de que Elisa es una mujer y pobre, ha vivido en la calle desde chiquita, abandonada. La campaña que se organizó es por la absolución y que tengan en cuenta su historia previa".

Fernández aseguró que la acusada "estuvo un mes y medio en la cárcel de Ezeiza y después le dieron la domiciliaria que cumple en el barrio de La Boca".

"Es víctima de que no ha llegado a denunciar y que no se ha considerado la parte previa al hecho por el que será juzgada, que de todos modos es lo que relata la expareja", añadió la integrante de la organización.

Fernández aseguró que "el Estado, la Justicia, va a poder escuchar a Eli por primera vez, teniendo la posibilidad de cuidarla y darle paz a ella y a sus hijes que hace años perdieron".

El hecho por el que se juzgará a Molina ocurrió el 14 de febrero del año pasado. La mujer se dirigió al lugar de trabajo de su expareja en el barrio de Barracas para pedirle explicaciones debido a que se había enterado que el hombre había sido padre con otra persona cercana.

"Es víctima de que no ha llegado a denunciar y que no se ha considerado la parte previa al hecho por el que será juzgada"



Molina quien lo esperó en la vereda, discutió con el hombre y le arrojó una botella con diesel que llevaba en su cartera,  que había comprado para cargar su auto.

"En ninguna instancia judicial se ha podido probar tanto la materialidad del hecho como la responsabilidad penal de nuestra defendida", sostuvo la defensa. 


" La circunstancia demuestra que las pruebas en la causa son endebles y la mirada parcial de la justicia en primera instancia, desde donde la causa acumula irregularidades que debieron anular el proceso. Es por ello que en la etapa oral deberán salir a la luz y no habría otra solución mas justa que la absolución de Elisa", expresó su abogado Zaniratto.

El letrado dijo que " el hecho de que hoy Elisa Molina se encuentre detenida, da cuenta de la injusticia que se está cometiendo con una persona no sólo inocente, sino víctima ".

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Fuente: Télam

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos