Joaquín Osorio Cadot, uno de los supuestos "novios" de Nahir Galarza, declaró en el juicio que se lleva a cabo por el homicidio de Facundo Pastorizzo y admitió haber tenido relaciones sexuales con la acusada desde 2016 hasta aproximadamente un mes antes del crimen.

Este testigo declaró que la madrugada del asesinato, cerca de las 5.40, él vio a Galarza entrar a su casa con “una sonrisa extraña, media burlona” y que llevaba algo en la mano que no pudo precisar con exactitud, explicó la fuente consultada.

Osorio, también se refirió a Nahir y deslizó que "si le gustabas podías tener relaciones sexuales con ella, no había problema”. A su vez, negó que hayan tenido un noviazgo formal y describió a la imputada como “una chica muy tranquila que no le hacía mal a nadie”.

A su turno, el testigo Rafael de Stefano (19) declaró que él tuvo sexo con Galarza una sola vez, que eran "amigos con derecho a roce" y que en Navidad la notó “extraña” pero que ella no le quiso decir qué le pasaba, y que esa fue la última vez que la vió.

Con respecto al asesinato de Pastorizzo, declaró: "Me enteré por los medios y no lo podía creer. Después vi una publicación de ella en Instagram donde subió una foto con Fernando y no entendía nada. La foto estaba acompañada de una frase con un mensaje de amor", destacó.

Por último declararon ante los jueces Mauricio Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Vivian un perito de la Procuración General de Entre Ríos y otro de Gendarmería Nacional que analizaron el contenido de los respectivos celulares de Galarza y Pastorizzo.

El juicio pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 8.30, cuando está citados a declarar peritos en Balística, Medicina Forense y otras ciencias que realizaron distintas diligencias durante la instrucción de la causa.

Fuente: Télam