Ana María visitó los estudios de Crónica TV para denunciar a Fernando Galante, su ex pareja quien no sólo la violó sino que le propinó una feroz paliza por la que interrumpió un embarazo de 4 meses, durante el pasado mes de febrero.

Tras el brutal episodio, a la mujer le otorgaron un botón antipánico y al despreciable sujeto le indicaron respetar una orden perimetral sobre Ana María. Pese a todo esto, en las últimas 48 horas la denunciante recibió llamadas en donde el hombre le decía, el pasado lunes "deja de hacerme denuncia porque te voy a matar" y al otro día, es decir el martes 13, se paró frente al trabajo de ella para perturbarla nuevamente.

Ante esta situación Ana María relató que "cuando salía de mi trabajo lo vi afuera parado. El es taxista, pero no estaba circulando, estaba parado en la puerta. Ni bien lo vi volví a entrar a mi trabajo y active el botón antipanico. Pero lo policía tardó 45 minutos en llegar.

Así, relataba la mujer los hechos y el temor que siente a que su ex pareja la mate luego de sentirse desprotegida por la policía y la Justicia.