Dos pibas de 8 y 12 años fueron a un kiosco en busca de golosinas, pero en su lugar se encontraron con un vecino del barrio que terminó bajándose los pantalones y mostrándole sus genitales.

Según se supo a través del procedimiento de la Seccional 28, y la fiscal Jésica Lucas, el incidente tuvo lugar el pasado miércoles en la localidad de Suncho Corral, en Santiago del Estero.

La fiscal Jésica Lucas lleva adelante la causa.

Según el relato , las nenas llegaron a un kiosco y a diez metros el muchacho las llamó: “Vengan que tengo algo para darles”. El degenerado se levantó la camisa, se bajó el pantalón hasta los pies y les mostró a las nenas sus partes íntimas.

Las dos amiguitas salieron corriendo, mientras el degenerado se reía a carcajadas incitándolas a que regresaran por más. Los padres de las chicas formalizaron ambas denuncias y el hombre fue alojado en una celda, esperando una condena por "exhibicionismo en la vía pública".

Ver comentarios