El juicio continuará este jueves a las 9.

Dos hombres que declararon este miércoles en el juicio por el crimen de Melina Romero, hallada asesinada en 2014 en la localidad bonaerense de José León Suárez, complicaron al único imputado al asegurar que lo escucharon decir al momento de su detención que habían arrojado a la víctima dentro de una bolsa negra al agua.

En la segunda audiencia del juicio por jurados que se le sigue a Joel Fernández (20), alias "Chavito", los dos testigos coincidieron en haberlo escuchado admitir que a la chica la habían atado de pies y manos y luego la introdujeron dentro de una bolsa plástica, para finalmente arrojarla al cauce de un arroyo, en el que finalmente fue encontrado el cadáver.

El primero de ellos fue Emanuel Agustín Pérez, ex novio de la testigo clave del caso, quien había sido demorado al mismo tiempo en el que fue detenido "Chavito", pero que horas después fue liberado.

Este testigo relató que la Policía lo retuvo algunas horas dentro de una comisaría y que escuchó que en una oficina lindera estaba "Chavito", a quien conocía del barrio, y le contaba a los investigadores lo que había pasado con Melina.

"A mí me llevaron a la comisaría con ’Chavito’ y me pusieron en otra oficina, pero escuché que contaba todo. Dijo que a Melina la habían atado de pies y manos, que la habían metido en una bolsa y que la arrojaron al río", dijo Pérez ante los 12 miembros del jurado popular y del juez Adrián Berdichevsky, del Tribunal Oral 5 de San Martín.

Luego, declaró el policía Julio Jesús Menta, quien prestaba servicios en la División Traslados de Tres de Febrero y fue el encargado de llevar al detenido desde la comisaría en la que se hallaba alojado hasta la fiscalía de María Fernanda Billone para ser indagado como sospechoso del crimen.

Según el policía, en el momento del traslado, "Chavito" le reveló que "la nena no se dejó violar, se cayó y golpeó la cabeza con una piedra y la metieron en una bolsa negra y la tiraron al río".

Sorprendido por lo que acababa de escuchar, el policía se acercó luego a la fiscal Billone y le contó lo que le había dicho "Chavito".

"Por lo que me dijeron luego, gracias a mi testimonio encontraron después el cadáver de Melina", dijo el efectivo ante el jurado popular.

Estas dos declaraciones van en línea con lo afirmado este martes por la testigo clave del crimen, quien aseguró que "Chavito" abusó de ella y de Melina y cuando advirtió que su amiga estaba muerta, la llevó con otros hombres a un arroyo y la arrojó en una bolsa con piedras.

"Nos empezaron a drogar, empezaron a abusar de ella, ella no quería. Estaba como yo, de escabio. Los imputados también abusaron de mí, no hice la denuncia porque no me iban a creer", relató la joven con la voz entrecortada y en medio del llanto.

Por su parte, Diego Pinillo, un joven que estaba detenido en la comisaría a la que fue llevado preso "Chavito", aseguró este miércoles que al tercer día que llevaba allí, les contó a todos los detenidos cómo había muerto Melina y que la habían tirado al río en una bolsa con piedras.

"Nos dijo que fue a buscar a Melina con Toto, que después se sumó un tal Narigón, que tomaron pastillas con vino, y que Narigón había abusado de Melina. Que después en un momento Melina rasguño al Narigón y le pegó con un revólver en la cabeza", relató Pinillo.

Otro de los testigos de la primera jornada fue Luis Valenzuela, solicitado por la defensa, quien relató lo que vio la noche del 24 de agosto de 2014, cuando Melina concurrió al boliche "Chankanab" de San Martín, adonde había ido a festejar su cumpleaños y donde estuvo antes de ser asesinada.

Valenzuela declaró que "Chavito" nunca estuvo con Melina fuera de ese boliche porque, de acuerdo a lo que él vio, el imputado tomó otra dirección al salir del local bailable, ya que tenía que ir a trabajar. 

"Mis amigos y yo acompañamos a Melina un par de cuadras hasta las calles Islas Malvinas y Tres de Febrero, cerca del boliche. Desde ese momento, yo me fui a mi casa y los otros chicos fueron a la villa La Rana. Meli se fue sola a su casa y desde ahí no supe más nada hasta que me enteré de su desaparición", aseguró.

Con este testimonio, el objetivo de la defensa es demostrar que "Chavito" no mató a Melina porque no fue a ninguna "fiesta" después del boliche, sino directo a su trabajo. El juicio continuará este jueves a las 9 con la declaración de más testigos.