El abogado de la familia de Fernando Báez Sosa (18), Fernando Burlando, aseguró que los rugbiers planearon "una previa para el día siguiente", mientras que otros buscaban en Internet "muerte en Villa Gesell", tras asesinar a patadas al joven.

"Acá hay una deformación moral de estas personas que matan a un joven y luego están planeando la previa del día siguiente", aseguró el letrado a un mes del crimen de Báez Sosa, quien fue brutalmente golpeado a la salida del boliche Le Brique y por el que hay ocho detenidos con prisión preventiva en la Unidad Penal de Dolores.

Burlando también reveló que algunos de los acusados buscaban en Internet "muerte en Villa Gesell", minutos después de la paliza. "Esto habla muy mal de sus educadores, sus formadores deportivos", sostuvo el abogado que cree que los rugbiers están "cercados" por la cantidad de pruebas que existen en la causa.

"Tenemos conversaciones de 2000 fojas, toda la vida reproducida de WhatsApp de todos los personajes", informó el abogado, que además contó que aparecieron comunicaciones "superllamativas", en las que "era todo celebración".

Respecto "el rugbier número 11", Burlando confirmó que está identificado y que es menor de edad. "Obviamente tendría otro lugar de alojamiento", detalló al canal TN.

"Creo que tenemos todo para llegar a una certeza apodíctica. Es decir, lo que no tiene duda", resaltó Burlando sobre la causa.

En cuanto a la multitud que concentró en Congreso para pedir justicia por Báez Sosa. "No me imaginaba una plaza así con tanta gente. El último caso de esta magnitud fue el de Blumberg", dijo el abogado y la atribuyó a la empatía que genera su mamá: "Tiene tanta facilidad para transmitir el dolor que siente, que es desgarrador y provoca escalofríos".