"No vi esto en ningún lado. Ni en las películas lo vi", dijo entre sollozos Paula, dueña de la casa donde el domingo último policías, según una denuncia, dispararon más de 40 balas de goma contra jóvenes de 18 años, tras una pelea entre dos estudiantes que participaban en una fiesta de egresados en la localidad bonaerense de Loma Verde, partido de Escobar.

La mujer, en diálogo este jueves con Crónica HD, agregó: "Ellos (por los uniformados) apuntaban a los chicos como si fueran un blanco, como si fuera un juego, una diversión de ellos. Luego entran a mi casa. Van atrás de mi patio. Todos los chicos en el piso, tirados, en posición fetal. Los patean, les pisan la cabeza. Les apuntan a la cabeza. Les disparan tiros en la cabeza y en el abdomen".

Paula, madre de uno de los alumnos baleados, dijo seguir "muy angustiada". admitió que a las 6 de la mañana del domingo hubo una pelea en su vivienda entre dos de los estudiantes que participaban en la fiesta de egresados, que derivó en una denuncia de vecinos por ruidos molestos.

"Va terminando la fiesta, a las 6 de la mañana. Los voy despidiendo. LLegamos al portón. Dos chicos se pelean. Les digo: 'Uno adentro y otro afuera'. Voy hacia el fondo para que la música se termine. Cuando vuelvo adelante, uno de los chicos está en el suelo, desangrándose", relató la entrevistada sobre el inicio del episodio ocurrido en su casa, situada en la calle Nigromante al 400, entre Los Tilos y Los Aromos.

La mujer completó: "Los chicos se habían vuelto a pelear. Y una mujer policía rubia aparece en un patrullero y les pega un tiro para separarlos. Los chicos le piden por favor que lleve al herido a un lugar para que fuera atendido. Ella responde que no se iba a hacer cargo y ella saca arando la camioneta, casi nos choca a todos".

Paula, después, reconoció que los estudiantes "reaccionaron con lo que encontraron: unas piedras" que arrojaron contra la agente.

"Luego de eso, veo que el chico se me estaba muriendo. Voy a buscar mi camioneta. Llego al portón. Levanto la mirada y venían 20 policías armados, disparando tiros sin parar. Todos en línea adelante de mi casa, apuntando a los chicos. Yo levantaba la voz: '¡Paren!'", contó la mujer.

Según la denuncia, once alumnos terminaron heridos, uno de los cuales recibió el impacto de una posta de goma en un ojo, que le quedó comprometido.

Paula, por su parte, dijo que "la Policía abandonó a todos los chicos". Y especificó: "No hubo ningún detenido. Yo los levanto y los llevo a los hospiiales. Yo llevaba a diez chicos en mi camioneta y la Policía cerraba el paso. Dejaron chicos abandonados. Y la ambulancia nunca llegó"

Por último, se refirió al tipo de lesiones padecidas por algunos los jóvenes. "Un chico tiene ocho tiros en la cabeza, con balas de goma, con perdigones. Otro tiene en el abdomen diez tiros. Otros tienen todo el cuerpo perforado. Otro chico tiene una lastimadura en la pierna, una herida de 20 puntos (de sutura) y un testículo comprometido", finalizó la mujer.

Intervino la Fiscalía N° 5 de Escobar, a cargo de Martín Zocca, y las pericias fueron realizadas por Gendarmería Nacional.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos