En la ciudad de Paraná, en Entre Ríos un hombre que cumplía prisión domiciliaria por el crimen de un joven, asesinó a tiros a tres hombres que se encontraban reunidos en su casa, junto a otras personas.

La masacre tuvo lugar durante la madrugada de esta sábado en un casa situada en Valentín Denis y Procesión Náutica, del barrio Bajada Grande, de la citada ciudad al tiempo que se desconocen los motivos del hecho, pero creen que podría tratarse de una disputa por venta de drogas.

Allí, perecieron Luciano Álvarez de 37 años, Miguel Aguirre de 35 años, mientras que Leonardo Martín Álvarez, de 29, fue operado en la guardia del Hospital San Martín, y falleció durante la intervención médica.

Tras el crimen, la policía detuvo a tres personas, entre ellos el dueño de la vivienda anteriormente juzgado por asesinato, quien además tendría antecedentes vinculados al narcotráfico.

Según fuentes policías, Oscar Siboldio, de 54 años, fue señalado por los testigos como el autor de los disparos y fue detenido a 40 metros de la propiedad en momentos que intentaba ocultarse detras de un árbol.

Al mismo tiempo, los efectivos detuvieron a un hijo de Siboldio, llamado Brian, de 24 años, y a Cintia Narvaez, una joven de 23, debido a que cuando la fuerza policial se hizo presente en el lugar se adjudicó la autoría del triple crimen. 

Por último, intervino en la causa la fiscal Patricias Yedro, del Departamento Judicial local.