En la localidad bonaerense de Ranelagh, un comisario retirado de la Policía de la Provincia de Buenos Aires hirió gravemente a su hijo de 22 años, a quien le disparó un balazo en el rostro, como epílogo de una violenta discusión familiar. Los pesquisas detuvieron al agresor de manera preventiva.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el apresado es el comisario en retiro activo Xavier Omar Jalifa, de 52 años, mientras que su hijo resultó ser Claudio Lautaro Jalifa, de 22.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo en el interior de una finca que está situada en calle 26 al 2600, casi en el cruce con 132, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que el individuo comenzó una brutal disputa con el muchacho.

Repentinamente el ex jefe policial se apoderó de un revólver, con el cual le efectuó un certero disparo en el rostro al joven, quien cayó ensangrentado.

Momentos después, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Berazategui, a raíz de un llamado al número telefónico de emergencias 911, arribaron al lugar del altercado y, en forma preventiva, apresaron al atacante.

Claudio, mientras tanto, permanece internado en el Hospital Evita Pueblo, en el mencionado partido.

Facultativos del mencionado centro asistencial comprobaron que el joven recibió el proyectil a la altura del mentón.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Ranelagh (2ª de Berazategui) se encargan de investigar el dramático episodio.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Tentativa de homicidio agravado por el vínculo", el doctor Daniel Ernesto Ichazo, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 de Berazategui, dependiente de los tribunales quilmeños.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy