Hace casi dos años apuñaló al ex de su pareja en el barrio Bernardino Rivadavia, en Mar del Plata . El Tribunal Oral en lo Criminal N°4 absolvió al hombre de 28 años tras el juicio.

Luego de la lectura de la sentencia, los magistrados ordenaron excarcelar a Jonathan Gómez que había llegado al debate con arresto domiciliario.

De acuerdo con el planteo de la defensa a cargo de Osvaldo Verdi, el Tribunal consideró que Gómez actuó en legítima defensa de un tercero cuando en noviembre de 2020 apuñaló en el antebrazo derecho y en la parte abdominal baja izquierda a Lucas Romero.

La fiscal Andrea Gómez sostuvo en su alegato que debía calificarse como homicidio en grado de tentativa y, de manera subsidiaria para el caso que el Tribunal no considerara que el acusado actuó con dolo homicida, postuló la calificación de lesiones graves.

Verdi sostuvo que su asistido actuó bajo el amparo de una legítima defensa propia y de terceros. De manera subsidiaria planteó que hubo un exceso en la legítima defensa.

Los jueces Alfredo Deleonardis, Gustavo Fissore y Roberto Falcone decidieron absolver al imputado y ordenar su excarcelación bajo caución juratoria.

 

En su argumentación, el juez  Fissore consideró que había razones suficientes, concretas y valederas para pensar que la mujer estaba siendo víctima de una agresión verbal por parte de Romero. En tal sentido consideró qué si bien no hubo violencia física, hubo una violencia de género “de manual” donde el varón recrimina con gritos y adjetivaciones.

La doctrina señala que la legítima defensa no resulta una herramienta para habilitar la justicia ‘por mano propia’, sino que es un derecho que todo ciudadano puede ejercer solo en aquellos supuestos en donde el Estado no puede proveer o garantizar efectivamente su seguridad o la del tercero”, indicó.

El Tribunal consideró que Gómez le provocó lesiones leves a Romero al actuar en legítima defensa de un tercero.

 

El hecho

 

Todo sucedió  del 10 de noviembre de 2020  cuando Romero se acercó a la casa de la ex pareja, con quien tiene dos hijas, para llevarse algunas de sus pertenencias.

Una vez en el interior, se generó una discusión porque él le reprochaba su nueva relación y ante un llamado de Gómez, le sacó el celular.

Es tu macho, decile que ahora estoy yo y que no moleste” dijo antes de cortar la comunicación según relató la mujer en el debate.

Ante la llegada del imputado al lugar se desafiaron a pelear en la vereda. Mientas que el acusado lo hacía con un cuchillo, la víctima salió con el manubrio de una bicicleta.

 

Un vecino trasladó a Romero al Hospital Interzonal General de Agudos  donde estuvo internado cuatro días hasta que le dieron el alta médica.

 


Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios