Una denuncia telefónica desató este domingo una batalla campal entre vecinos, luego de que una llamada al 134 alertara sobre un comerciante de nacionalidad china que había llegado recientemente de viaje, e incumplía la cuarentena obligatoria, atendiendo en la caja de un supermercado ubicado en la interseción de avenida Caseros y Tacuari, en Bernal.

Del relato de los vecinos a Crónica se desprende que al presentarse en el comercio personal del ejército, policía y SAME, el hombre, de unos 45 años, habría amenazado a los funcionarios públicos e intentó atrincherarse en las oficinas del local comercial. Una vez capturado, los efectivos de la comisaría 2ª de esa localidad pudieron constatar que el hombre había vuelto el viernes de China, por lo que se procedió a su traslado preventivo para que personal sanitario confirmara su estado de salud, además de dar parte a la justicia.