Un hombre murió baleado cuando acuchilló a un policía que intentó detenerlo porque los vecinos lo denunciaron por vandalismo y amenazas, en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, informaron fuentes policiales. 

El hecho ocurrió el sábado por la noche, alrededor de las 21, en el barrio 1 de Mayo del citado distrito ubicado a 300 kilómetros de Posadas. 

Fuentes policiales informaron que efectivos de la comisaria tercera acudieron al lugar tras un llamado telefónico que advirtió que algunos vecinos estaban padeciendo actos de vandalismo y amenazas por parte de un hombre fuera de control. Al llegar a la zona, el hombre, identificado como Ramón Martínez, arremetió violentamente con un cuchillo contra el agente Diego S., a quien lesionó gravemente, e intentó hacer lo mismo con el oficial Sebastián V. Sin embargo, éste último efectivo de manera preventiva efectuó varios disparos de los cuales algunos impactaron contra el agresor, que murió casi en el acto. 

Así quedó el sujeto abatido (Policía de Misiones).

Según indicaron los voceros, una vez ocurrido el hecho se preservó el lugar hasta la llegada del juez en turno, Martín Britez, quien dispuso distinta medidas.

El magistrado ordenó que se le practique guantelete de parafina al oficial, quien permanecía demorado, y el secuestro de las armas reglamentarias de todo el personal policial actuante.

El juez Britez también dispuso el traslado del cuerpo a la morgue judicial para la autopsia y que Gendarmería Nacional Argentina (GNA) realizara las pericias con supervisión del personal de Policía Científica de la Policía de Misiones, en el marco de la causa caratulada como “homicidio en legítima defensa”.

En tanto, esta tarde se aguardaba un parte médico del policía que quedó gravemente herido tras ser operado y se prevé que sea derivado al hospital Madariaga de Posadas.

Fuente: Télam