Minutos de tensión se vivieron en Lugano, cuando periodistas cubrían el asesinato de un hombre, presuntamente ultimado por Cristian Pity Álvarez.

Varios vecinos se disgustaron con la presencia de las cámaras y móviles de televisión, a tal punto que un sujeto arrojó una piedra de gran tamaño hacia los periodistas y camarógrafos de Crónica.

Recién tras la agresión, la policía se hizo presente y separó al hombre que arrojó la piedra, aunque no precisaron si lo llevaron detenido.

El momento de la agresión