Las autopartes tenían secuestro activo porque venían de ilicitos. 

En un allanamiento realizado en un galpón ubicado en Leiva al 4700, en la zona de Warnes, se secuestraron más de 12.000 autopartes irregulares. Por orden de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 7, a cargo del doctor Mauro Tereszko, la División de Delitos contra la Propiedad Automotor de la Policía de la Ciudad, junto con personal de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana, realizó el operativo.

Entre los numerosos repuestos secuestrados se encontraron puertas, capot, ejes delanteros, ejes traseros y motores. Dichas autopartes tenían su correspondiente número de grabado y secuestro activo ya que provenían de diversos ilícitos. Los investigadores lograron desentrañar el accionar de esta banda, que contaba con un local de venta de autopartes al público en general, ubicado sobre la calle Dorrego al 100, y el depósito allanado en Leiva.

La operatoria de venta consistía en que los encargados del comercio, ante la ausencia de un repuesto legal, ofrecían “conseguirlo”, para lo cual se dirigían al galpón en busca de las autopartes irregulares. De todas las autopartes secuestradas, al momento 20 de ellas entre puertas, capots, ejes y motores, poseen números de serie con pedido de secuestro activo, mientras que el resto del material encontrado en el depósito es considerado ilegal.

No se descartaba que se pudieran hallar aún más en las próximas horas. Estos allanamientos se encuadran dentro del Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales que tiene a su cargo la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad.

En los últimos meses, producto de la acción continua de la Policía de la Ciudad y el Ministerio de Justicia y Seguridad se han secuestrado más de 35.000 autopartes ilegales. En lo que va del año, se realizó el grabado de autopartes de 181.116 vehículos. Mientras que, en total, cerca de 640.000 automóviles ya fueron grabados en la ciudad de Buenos Aires, según los datos oficiales.

Es importante que el comprador esté alerta de que ante una gran diferencia de precio o la rápida forma de “conseguir” una autoparte que el vendedor dice no tener, se puede estar comprando mercadería robada. Ante la duda, además de no realizar la compra, se aconseja hacer la denuncia. A este operativo se llegó tras una intensa investigación.