La otra víctima fatal del colectivo asaltado en Barracas es Roberto Bonifacio, un recolector de residuos de 43 años, oriundo de la localidad bonaerense de Sarandí. El chofer aseguró que nadie había dado cuenta de que había otro pasajero herido de bala dentro del colectivo, luego de que dos ladrones armados subieron a la unidad de la Línea 100, en la esquina de Vieytes y Suárez, y se enfrentaron a los tiros con un policía federal que también falleció.

"El barrendero bajó conmigo, se quedó en la puerta y después se desplomó. Pensamos que tenía convulsiones. La ambulancia vino a los cinco minutos y se lo llevó al hospital. Después nos enteramos que se murió", dijo Pablo, el chofer. "Si sabía que estaba herido, seguro seguía hacia el Argerich, pero nadie lo sabía", agregó.

Barrendero de profesión desde hace más de 20 años, Bonifacio era padre dos hijos de 18 y 21 años y abuelo de dos nietos. También era fanático de Boca Juniors. Tanto su suegra como su cuñado murieron no hace mucho tiempo a causa del coronavirus. Graciela, su mujer, aún se recupera de las secuelas de la misma enfermedad. Trascendió que presenta problemas de movilidad por el virus.

De acuerdo con los delegados del sindicato de Camioneros al cual Roberto estaba afiliado, desde el gremio le van a dar ayuda económica a Graciela

"Son una familia tranquila. Él siempre salía en su moto o en un Uber a trabajar. Ayer (este martes) justo lo hizo en colectivo, por la lluvia", lamentó Rosa, una vecina.

La mujer, con pesar, contó al canal Todo Noticias: "Son vecinos buenos y nos duele enterarnos de esto. Que haya perdido la vida así. Eran gente buena. Él tiene su moto y tenía su moto para trabajar. Falleció la suegra, el cuñado y su señora casi se le va".

La autopsia reveló que Bonifacio murió de un tiro en la espalda, según informó la agencia Télam. Los peritos del Cuerpo Médico Forense indicaron que el disparo que ingresó por la parte posterior del cuerpo afectó varios órganos. Al parecer, estaba en uno de los asientos que miran hacia la luneta trasera, por eso el tiro le ingresó por la espalda.

Además de Bonifacio, murió el efectivo, identificado como Esteban Nicolás Lagos (28), quien quiso evitar el asalto en el colectivo en que viajaba, pero recibió cuatro disparos en pocos minutos y murió en el Hospital Churruca.

La causa fue calificada como doble homicidio en ocasión de robo, disparo de arma y lesiones. Intervino la Fiscalía Criminal y Correccional N° 12 a cargo del fiscal, Martín López Ferrando, que imputó dos hombres mayores de edad, cuya identidad aún no fue establecida.

La Policía Científica recolectó del piso del colectivo un total de siete vainas servidas, todas calibre 9 milímetros.

Esteban Nicolás Lagos, un policía federal, también fue asesinado en el asalto.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos