Una conductora de televisión de la ciudad de Córdoba fue asaltada por delincuentes que entraron a su casa de la capital provincial y la redujeron junto con sus hijos, a uno de los cuales le colocaron una bolsa en la cabeza, tras lo cual escaparon con dinero y objetos de valor.

"Es tan horrible, me sentí vejada, humillada, poca cosa, y lo viví en mi casa", describió la víctima. El hecho ocurrió durante la madrugada de este jueves en la casa de la conductora Érika Trossero, situada en Esposos Curie al 1800, del barrio Crisol Norte, a la que ingresaron cuatro delincuentes.

De acuerdo con el sumario de la policía, Trossero se encontraba en su vivienda con sus hijos cuando fue sorprendida por los asaltantes. "Me desperté violentamente viendo a dos sujetos armados que la tenían a mi hija y después vi a mi hijo reducido y con una bolsa en la cabeza", relató a Canal 10 la conductora del canal local de Telefé.

"La sorprenden a mi hija (16), que estaba viendo una serie en la cocina. Estaba hablando por teléfono con el novio y viendo la serie", señaló Trossero, con la voz quebrada por la situación. Luego, con la hija cautiva, fueron hasta la habitación de Trossero, donde la conductora se encontraba durmiendo.

"Imaginate: me despertó mi hija con un revólver (y los ladrones) apuntándonos. Diciendo los vamos a boletear a todos. ¿Dónde está la plata? Callate, no hables, no mires", relató. Durante el hecho, que duró entre 30 y 45 minutos, los asaltantes actuaron con barbijos y camperas con capucha, lo cual no le permitió individualizarlos, según contó. "No te puedo explicar el shock en el que estaba. No entendía lo que preguntaban", recordó. "Mi hija preguntaba cuánto faltaba (para que se fueran)", dijo.

La mujer aseguró que tanto ella como sus hijos sufrieron "maltratos y amenazas de muerte" por parte de los delincuentes, quienes escaparon con dinero, joyas y celulares, entre otros objetos de valor.