Un hombre acusado en Santiago del Estero de abusar sexualmente de sus dos hijastras, de 14 y 15 años, de las cuales una de ellas quedó embarazada de él, presentó una insólita defensa frente a la Justicia para negar la acusación, basado en que tiene un "micropene".

La fundamentación de los abogados del individuo señalado por "abuso sexual agravado en concurso real de delitos" ante el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal consiste en que por tener un miembro "pequeño" no pudo haber consumado los actos.

Sin embargo, el argumento fue rechazado por los peritos forenses, que desestimaron la hipótesis tras asegurar que dicha condición física no lo exime de cometer el hecho y que no hay evidencia de que padezca algún trastorno que le impida tener relaciones sexuales.

Según señaló el diario santiagueño El Liberal, el hombre habría violado a las dos menores en su vivienda, ubicada en el departamento de Jiménez, mientras la madre de las adolescentes, y hasta ese momento su pareja, salía a trabajar.

Además, se pudo comprobar a través de un examen de ADN al bebé de una de las menores abusadas, quien había quedado embarazada, y se pudo verificar que es compatible con el del acusado.

De esta manera, quedó descartado por completo el alegato del hombre, por quien este jueves continuará el juicio y se le dictará sentencia.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy