Cuando sus víctimas recibían sus primeras líneas por la mensajería instantánea WhatsApp, ya habían caído en su trampa. Y algunas de sus presas, además de perder su dinero y otros objetos de valor, eran sometidas a feroces golpizas. 

“Alguien para tomar algo hoy? Tengo mi casa sola. El tiempo está para hacer cositas con alguien. Quién viene?”. Ese fue uno de los posteos en una cuenta de la red social Facebook que se le atribuyen a una presunta "viuda negra" de 18 años.

Según la acusación, la muchacha embaucaba a hombres con los que pactaba una cita, para que luego sus cómplices los asaltaran en cercanías de una estación de servicio de la localidad misionera de Garupá.

La joven y un amigo suyo, de 21 años, fueron detenidos el fin de semana último, acusados de organizar encuentros amorosos con otros hombres para luego despojarlos de sus pertenencias, informaron fuentes policiales citadas por LaVozdeMisiones.com.

 

La investigación que permitió las capturas, en el marco de la cual otros cinco sospechosos permanecían prófugos este martes, comenzó en los primeros días de marzo, cuando la comisaría de Garupá empezó a recibir varias denuncias con las mismas características.

Los damnificados relataban que, por un red social, habían entablado conversaciones con una muchacha que los seducía hasta el punto de facilitar sus respectivos números de telefonía móvil, para luego por WhatsApp pactar una cita.

Una vez que ese encuentro se daba, compartían unos tragos y luego la joven convencía a sus víctimas de trasladarse hasta un descampado, donde los esperaban un grupo de jóvenes que los asaltaba y, en algunos casos, los sometían a brutales palizas.

Con los datos aportados por los damnificados, los investigadores comenzaron a trabajar y, durante una de las recorridas realizadas el sábado último, por la noche, divisaron a una sospechosa pareja que reunía las características descritas por los denunciantes.

 

La joven de 18 años fue la primera detenida luego de haber intentado escapar. En una breve corrida, arrojó por el camino su teléfono celular, pero el aparato fue decomisado y será objeto de pericias técnicas por parte de la Dirección de Cribercrimen.

Más tarde, arrestaron al muchacho de 21 años, quien había escapado. Ambos quedaron a disposición de la Justicia y tendrán que responder en al menos tres causas por tres hechos denunciados el 4, el 8 y el 14 de marzo.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios