El predio municipal del área de Tránsito en el barrio Aguas Corrientes de  Necochea quedó parcialmente destruido el último martes luego de un incendio que afectó un 60% de las instalaciones.

Varias dotaciones de bomberos debieron intervenir esta madrugada para extinguir columnas de humo de hasta 15 metros de altura y con una gigantesca columna de humo que se vio en toda la ciudad.

Además, participó personal policial para delimitar el área, ya que se estima que hubo al menos explosiones de 30 tanques de gas y de nafta.

Según explicó el titular del área, Julián Corro, la primera señal por el incendio se registró cerca de las 3 de la madrugada cuando "se escuchó una explosión con el sonido de una rotura de un vidrio"

"El material que se prendió fuego generó que el mismo fuera incontrolable. Por suerte no tuvimos daños en las oficinas, ni gente herida, pero el 60 por ciento del predio sufrió daños", agregó.

De acuerdo a aseguró por el funcionario, "trabajadores del lugar advertidos por la situación que se acercaron al predio vieron algunas llamas saliendo de entre los autos".

"Se trata del área en que los autos y motos estaban listos para ser compactados, no de autos que hayan sido secuestrados en el último tiempo. Son autos que estaban desde hace mucho tiempo en el predio", cerró sobre el tema.

Se estima que en el total del predio hay más de 500 vehículos y 150 motos y los investigadores creen que lo que ocasionó la primera explosión fue una bomba molotov.

Las llamas alcanzaron los 12 metros.
Otra postal de las consecuencias de la explosión.
Así quedó de destruído para que