Nahir Galarza, la joven de 19 años acusada de asesinar de dos balazos a su ex novio Fernando Pastorizzo en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, aseguró que fue víctima de violencia de género en el marco de la última audiencia del juicio en su contra. 

La joven, quebrada en llanto, se animó a detallar los terribles episodios de violencia que sufrió durante la relación que tuvo con la víctima fatal. 

"Él me decía que era una zorra, una desesperada", contó. Agregó: "Si yo le contestaba, se ponía más agresivo, me sacudía, me empujaba. Yo me defendí, le agarré el brazo cuando él me estaba pegando". 


Además, recordó que en una ocasión Pastorizzo le mordió la mano y detalló que: "La fuerza con la que me mordió provocó que el anillo de corona que yo tenía puesto salga volando. Después, me mordió otra parte de la mano". 

Luego, recordó: "Cuando miré mi mano, tenía todos sus dientes marcados. La mano me quedó violeta durante varias semanas". Por último, la sentencia de este caso se definirá el 3 de julio, fecha de finalización del juicio en su contra.