U na pericia telefónica complicó este miercoles a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. El estudio se realizó sobre el teléfono celular secuestrado al presunto espía Marcelo D´Alessio, en el marco de la investigación por extorsión a un empresario. La empresa de telefonía celular Movistar confirmó que el contacto que D´Alessio tenía agendado como " Patricia Bullrich S6" efectivamente está registrado a nombre de la ministra.

La provincia de Santa Fe confirmó que hay registros fílmicos de D´Alessio ingresando al penal de Rosario, donde se entrevistó con Ramón Machuca, alias el Monchi, jefe de Los Monos.

Este martes, voceros de la funcionaria aseguraban que si bien el aparato está a su nombre, ella no sería la usuaria del celular, según dijeron al portal del semanario Perfil. D´Alessio está preso luego de haber sido denunciado por el empresario Pedro Etchebest por extorsión. En la causa se registraron los intercambios de mensajes entre ambos, en los que el presunto espía hacía gala de su conexión con el fiscal de la causa cuadernos, Carlos Stornelli, quien también fue procesado por el juez Alejo Ramos Padilla.

Dentro de esos audios que el supuesto espía enviaba a la víctima de su extorsión hay mensajes en los que relata las operaciones de espionaje que realizó para Patricia Bull-rich. En el celular secuestrado se confirmaron esos dichos, con datos de reuniones que D´Alessio mantuvo con distintos referentes del grupo narco rosarino Los Monos.

La provincia de Santa Fe confirmó que hay registros fílmicos de D´Alessio ingresando al penal de Rosario, donde se entrevistó con Ramón Machuca, alias el Monchi, jefe de Los Monos. Según trascendió, DAlessio le habría propuesto utilizar sus contactos para aliviarlo procesalmente a cambio de que a través de una cámara oculta involucrara al gobierno socialista.

La pericia impacta sobre Bullrich, que había sido fotografiada dialogando con el presunto espía, pero aseguró que al espía no lo conocía. "No hemos tenido ningún tipo de contacto ni de todo lo que ha circulado sobre el Ministerio de Seguridad, una reunión del G20, todo es mentira. Esa foto no es del Ministerio de Seguridad, está todo armado así que no lo sigo porque nosotros no tenemos ningún tipo de compromiso en estas imágenes falsas o fake news, como se dice ahora. Ya le mandamos al juez que no hubo nunca ningún tipo de relación contractual, que nunca estuvo en el Ministerio de Seguridad y que las fotos que nos mandó son fotos que pertenecen a un ámbito privado, en una universidad".