"Estamos convencidos de que vamos por el camino correcto y hemos logrado evitar una crisis". La frase corresponde a Nicolás Dujovne, por entonces ministro de Hacienda del gobierno de Mauricio Macri, al anunciar que se había acordado con el FMI un préstamo por más de 50.000 millones de dólares, un monto récord en la historia del organismo.

Corría el 7 de junio de 2018. Apenas dos años atrás. En la actualidad Argentina busca la forma de refinanciarlo. Es otra deuda que no se puede pagar. A su lado sonreía el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien buscaba frenar la interminable corrida del dólar.

Pese a eso, la de la Argentina finalizaría el año como la moneda que más se devaluó, con un billete verde que empezó 2018 abajo de los $20 y terminó por encima de los $38, con jornadas en las que superó los $40 largamente. En el medio se iría Sturzenegger y tendría un paso fugaz por ese sillón "el Messi de las finanzas", Luis Caputo.

Un mes antes de ese anuncio, Mauricio Macri había publicado un mensaje grabado anunciando que había iniciado las conversaciones para volver al Fondo. Era un intento de frenar la disparada de la divisa. La falta de precisiones en el mensaje, sin embargo, generó el efecto opuesto.

Pese a las felicitaciones de la titular del organismo, Christine Lagarde, el país se comprometió a seguir las recetas clásicas para poder hacer frente al compromiso tomado. Se propuso reducir totalmente el déficit fiscal. Mientras se ponía la tasa de interés en el 60%, la más alta del mundo, se frenaba por completo la inversión del Estado en la economía.

Apenas unos meses después, en septiembre, se cambiarían los términos dado el incumplimiento argentino sobre el ahorro fiscal acordado. En agosto se había dado un nuevo salto del tipo de cambio, con una devaluación del 15% en apenas dos días. Tras la recuperación de 2017, ese año cerró con cifras económicas catastróficas, entre ellas el crecimiento de la pobreza y la fuerte pérdida de poder adquisitivo de todos los trabajadores.

El 2019 profundizó esa crisis, con el gobierno de Macri sin poder hacer pie en la economía para sostener su plan electoral. El ahora ex presidente detallaría aquellas jornadas con crudeza: "Fueron los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro", dijo por septiembre.

Tras dejar el sillón de Rivadavia, sería todavía más claro en un encuentro con sus seguidores: "Yo les decía: Cuidado con los mercados, un día no te dan más plata y nos vamos a ir a la mierda".

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos