Carlos Zannini, ex secretario de Legal y Técnica del kirchnerismo, arribó a Buenos Aires y fue traslado al penal de Ezeiza, donde quedará detenido por disposición del juez federal Claudio Bonadio por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Su abogado, Mariano Fragueiro, se presentó en los tribunales porteños de Comodoro Py y se refirió a la situación legal del ex funcionario. 

"El lunes vamos a apelar el procesamiento y no vamos a pedir una eximición de prisión, porque cualquier excarcelación que se presenta va a ser rechazada por Bonadio", aseguró el letrado en diálogo con los medios. 

"Mi defendido prestó declaración indagatoria hace unos meses. Bonadio tenía tres alternativas: sobreseerlo, declarar falta de mérito o procesarlo. Y lo que hizo fue procesarlo y le dio prisión preventiva porque según él había peligro en la obstaculización de la investigación", detalló.

Fragueiro aseguró que está "totalmente en desacuerdo" y remarcó que "no hay pruebas de que Zannini pueda entorpecer la investigación". 

"Lo detuvieron a la 1.30 de la madrugada en Río Gallegos. En la tarde del día anterior lo seguía un auto, se comunica conmigo y coincidimos en que lo mejor era presentarse en la comisaría. Allí lo atendieron muy gentilmente y le dijeron que no tenían ninguna orden de detención, pero que estaban haciendo trabajo de inteligencia para ver dónde iba y donde vivía. Esto hacía prever que podía pasar lo que sucedió", explicó.