La vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Gabriela Michetti, giró este jueves a cuatro comisiones el proyecto de ley a favor de la legalización del aborto, decisión que fue reprobada por referentes del colectivo que apoya la iniciativa sancionada la semana pasada por la Cámara de Diputados.

Michetti envió el proyecto a las comisiones de Salud (será cabecera), de Justicia y Asuntos Penales, de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto, que deberán establecer en un plenario conjunto el diagrama y la modalidad del debate. Rápidamente salió a cuestionar la decisión el jefe del bloque justicialista de Argentina Federal, Miguel Pichetto, para quien se trata de un giro “excesivo” e “innecesario”, al mencionar puntualmente la inclusión de las comisiones de Presupuesto y de Asuntos Constitucionales.

Dijo que , a su juicio, la medida “obedece a una posición personal de la vicepresidenta” y a una “actitud dilatoria tendiente a obstaculizar el dictamen y la llegada al recinto de la media sanción”. Explicó que si bien el giro es una atribución de la presidencia del Senado, siempre se conversa y se buscan consensos con los distintos bloques.

Horas antes de conocerse la decisión de Michetti, referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, acompañadas por diputadas que votaron a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, se reunieron en el Anexo del Senado para reclamar un rápido debate en el recinto de sesiones.

La diputada macrista Silvia Lospennato pidió “establecer reglas claras de juego” y un “proceso corto” tendiente a esclarecer dudas, pero no volver a debatir “sobre todo”. También reclamó establecer un día para el tratamiento en el recinto, porque “lo peor es no tener fecha”.