El presidente Alberto Fernández recibe esta tarde a dirigentes de movimientos sociales en la Casa Rosada para aclararles las condiciones que está planteando el Gobierno al organismo de crédito. El encuentro se da en el marco de una serie de reuniones con los principales sectores de la economía antes del envío al Congreso de un “plan plurianual” para refinanciar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A las 17 se presentarán en la Casa de Gobierno representantes de Barrios de Pie, el Movimiento Evita, la CCC, MUP, Octubres, y CTD Aníbal Verón, entre otras organizaciones con las que el jefe de Estado tiene buena sintonía.

La última vez que los recibió fue antes de las elecciones generales, cuando le comunicaron que marcharían a su favor después de los comicios. Así lo hicieron, hace dos semanas, en la movilización por el Día de la Militancia del 17 de noviembre, en la Plaza de Mayo, después de la derrota en las elecciones generales que el Gobierno buscó presentar como un triunfo por la remontada con respecto a las PASO. .

El encuentro se suma a la serie de actos y cónclaves del Presidente y sus principales funcionarios con distintos sectores de la economía. Anoche, durante la 27° Conferencia de la Unión Industrial Argentina (UAI), el mandatario se llevó el respaldo de los empresarios industriales respecto a la búsqueda de un acuerdo con el Fondo. ”Queremos no tener más adelante el tema de la deuda externa. Confiamos plenamente que el gobierno que usted preside lo va a resolver de la mejor manera posible”, le dijo ayer Daniel Funes de Rioja a Fernández.

Por su parte, en su visita a la Confederación General del Trabajo (CGT), el ministro de Economía, Martín Guzmán, les aseguró anteayer a los sindicalistas que el Gobierno firmará un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sólo si implica pagar la deuda con crecimiento económico y sin ajuste.

Nuestro gobierno no va a firmar ningún acuerdo de ajuste porque significaría impedir darle continuidad a la recuperación económica. Lo que nosotros decimos es que primero está la recuperación económica y ahí es donde actuar como Estado Nación, con todos los factores de poder de la Argentina jugando para el mismo lado”, dijo el funcionario, que anticipó que si se acuerda con el Fondo “se comenzaría a pagar en 2026″.

Ante unos 150 dirigentes gremiales, Guzmán se llevó un importante gesto: Héctor Daer (Sanidad) y Pablo Moyano (Camioneros), dos de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT (Carlos Acuña estuvo ausente), le expresaron el respaldo a la gestión y a las negociaciones sobre la deuda.

“Fuerza, compañero, lo vamos a seguir apoyando”, le dijo Moyano en su discurso de bienvenida. Daer también lo respaldó y destacó que no recordaba a ningún ministro de Economía que haya visitado la sede de la CGT. Guzmán agradeció los gestos y dijo que eran “fundamentales” para la tarea que realizaba.

Fernández ya tiene el respaldo de una parte de los movimientos sociales, quienes en el último año se han acercado a su Gobierno y son fundamentales en la estructura política nacional. También tiene el espaldarazo de gobernadores e intendentes, que vieron con buenos ojos la posibilidad de alejamiento de Cristina Kirchner en la segunda etapa de su gestión.

Ver comentarios