En el contexto de una semana muy caliente en materia de economía, el presidente Alberto Fernández, se fue a Roma a participar de una cumbre internacional y otra sobre cambio climático.  

En este caso no habrá una entrevista con el Papa Francisco pero sí el Presidente buscará reactivar un nuevo capítulo en las negociaciones con el FMI. En el contexto de una cumbre del G-20, el ministro de Economía, Martín Guzmán, (quien llegó a Italia antes) cerró un encuentro entre el Presidente y la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva

 

Será la segunda vez que se verán cara a cara en  los últimos seis meses. La reunión se dará 15 días antes de las elecciones 2021 del 14 de noviembre y en medio de una semana en que el dólar blue no paró de subir.

Dólar en una semana de locos 

La cotización de la divisa estadounidense en el mercado informal arrancó el último día de esta semana de locos de manera estable; es decir a $195 para la compra y $198 para la venta. Pero esta semana subió más de $3.  

De todos modos, estuvo muy cerca de los $200 y volvió a batir su propio récord llegando a un nuevo pico histórico y la brecha entre el blue y el dólar oficial es de 96%.

 

Estos movimientos en el dólar blue que es el que funciona como termómetro para fijar los precios en las góndolas, llevó a la vocera presidencial, Gabriela Cerruti a señalar "que no agiten el fantasma de una devaluación" y enfatizó que la economía "está creciendo, se está expandiendo y está avanzando". 

Un café con Kristalina

El encuentro entre el Presidente y Georgieva será el sábado en un intento por acelerar las renegociaciones por este acuerdo que, en realidad comenzaron antes de las restricciones imuestas por el Covid-19.

"Si todavía no cerramos un acuerdo es porque no nos vamos a arrodillar, porque vamos a negociar hasta que nuestro pueblo no vea en riesgo su futuro por pagar una deuda”, expresó el Presidente esta semana, antes de viajar a Italia.

En dos meses la Argentina tiene que enfrentar un fuerte vencimiento y en enero cambian las autoriades del FMI para el Hemisferio Occidental, es decir las que tiene bajo su órbita las discusiones con América Latina. Así las cosas, el acuerdo asoma como una negociación contra reloj.

Por .A.G

Ver comentarios