El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó este martes la decisión oficial de adelantar a septiembre el aumento del 35% pautado para el Salario Mínimo, Vital y Móvil. La iniciativa tendrá impacto en los valores actuales de quienes menos ganan y también en los que cobran planes sociales.

Moroni consideró que la decisión del Gobierno de Alberto Fernández, se enmarca en el hecho de que el objetivo "siempre fue que los salarios le ganaran a la inflación", según le dijo a la agencia Télam.

También el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció esta mañana que el adelanto del Salario Mínimo Vital y Móvil alcanzará a un millón de personas con el Potenciar Trabajo y a 6 millones de trabajadores informales. 

"La idea es adelantar a septiembre el proceso de aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, previsto para febrero del 2022", enfatizó el titular de esa cartera en declaraciones radiales. Así, todas las escalas que se habían pautado en abril pasado para septiembre y hasta febrero 2022 ahora se adelantan y engordan el SMVM 2021.

Arroyo explicó que "el Salario Mínimo es una referencia para 6 millones de personas, los que lo cobran y los que están en el programa Potenciar Trabajo". Y admitió que también lo es para quienes trabajan en el sector informal de la economía.

Con esta decisión, se adelanta un tramo que estaba previsto aplicar recién en septiembre, cuando pasará a $29.600, según detalló el titular de Desarrollo Social. Aún falta el anuncio formal por parte de la Gobierno, es decir la resolución del Consejo del Salario, que sería inminente.

Los nuevos cambios dejarían los números así: en julio el Salario Mínimo Vital y Móvil es de $25.960, pero con los aumentos pasaría a $ 27.216. En agosto, cuando no estaba prevista ninguna suba, sería de $ 28.080 y en septiembre superará los $ 29.000 cuando originalmente se lo había calculado en $ 25.920.

AFIP extendió un beneficio para monotributistas

Para los trabajadores independientes, la AFIP extendió un beneficio que ya fue publicado hoy en el Boletín Oficial; la Resolución 5025/2021 y también pretende dar oxígeno a los bolsillos de quienes trabajan facturando.

La decisión del ente recaudador que preside Mercedes Marcó del Pont establece que ninguno de los 4 millones de contribuyentes adheridos a este regimen será dado de baja por la falta de pago de sus obligaciones durante los períodos de mayo, junio y julio.

La medida se tomó mientras avanza en el Congreso la nueva ley de Monotributo que prevé nuevas escalas y nuevas cuotas. Ya tuvo aprobación en Diputados, pero aún deben votarla los senadores para convertirla en ley. 

Por A.G.