Por Luis Mendoza
lmendoza@cronica.com.ar
 
En el extenso plenario que arrancó pasadas las 15 y que continuaba anoche, Aguad no respondió a los pedidos para que se aparte del cargo y señaló que “todo hace presumir que fue una implosión” la que provocó la desaparición del submarino ARA San Juan con 44 tripulantes, el 15 de noviembre último.
 
El ministro adelantó, además, que es inminente la contratación directa de una empresa extranjera para buscar la embarcación siniestrada, en un plazo no mayor de 100 días, pero sobre ese tema también recibió duros cuestionamientos.
 
En la presentación ante la Comisión Bicameral en el Salón Illia del Senado, familiares de la tripulación increparon al ministro en varios pasajes y formularon preguntas, algunas de las cuales no respondió por el impedimento legal que no le permite revelar información militar de carácter secreto.
 
Cuestionado
“Desde el primer momento nos impusimos decir la verdad”, abrió Aguad su exposición ante los familiares y los legisladores nacionales de la Bicameral, presidida por el senador justicialista José Ojeda, quien en varios pasajes tuvo que restablecer el orden y la metodología de la reunión informativa.
 
Ante el reclamo de los legisladores opositores, entre ellos el diputado kirchnerista Guillermo Carmona y la senadora rionegrina Magdalena Odarda (Partido RIO) para que respondiera en carácter de testigo, el funcionario nacional replicó: “No necesito jurar para decir la verdad. Es más grave como ministro mentir que haber jurado como testigo”.
 
“Mi responsabilidad -acotó- trasciende la calidad de testigo. Soy un funcionario público que ha jurado respetar la Constitución. Consecuentemente, no puedo mentir”.
 
También avaló la forma de comunicación sobre la búsqueda del submarino desarrollada durante meses por el vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi. Indicó que participaron de la búsqueda del ARA San Juan 26 buques (nacionales y extranjeros) y 11 aeronaves, para lo cual se dispusieron partidas presupuestarias de más de 700 millones de pesos, y agregó que el compromiso es avanzar con la contratación directa de la empresa representada por el venezolano Hugo Marino, de la empresa Sistemas Electrónicos Acuáticos (SEA), para encontrar la embarcación.
 
Aguad precisó que la nave partió de la base de submarinos de Mar del Plata el 25 de octubre pasado. El 6 de noviembre se realizó una navegación en inmersión por la bahía de Ushuaia y luego partió a Mar del Plata.
 
“A partir de ahí comienza su marcha hacia el norte, con la misión de controlar los espacios marítimos”, señaló el ministro, y afirmó que “lo más cerca que pasó el submarino de las Islas Malvinas a 100 millas náuticas”.