Oscar Aguad aseguró que "no existe ningún indicio” de que el submarino ARA San Juan “pueda haber sido atacado por otra embarcación" y señaló que "si hay algún elemento desconocido” lo investigará la jueza de Caleta Olivia, Marta Yañez, así como la comisión creada especialmente por su desaparición.

"El tema del espionaje -como había trascendido en algunos medios periodísticos- forma parte de un exceso de imaginación", dijo Aguad en declaraciones a Radio Con Vos y Mitre.

El ARA San Juan -perteneciente a la Armada y con 44 tripulantes a bordo- desapareció el 15 de noviembre pasado en el mar argentino, a la altura de Comodoro Rivadavia, al sur del país, y la búsqueda -de la que participaron tanto fuerzas nacionales como internacionales- resultó infructuosa hasta el momento.

Tras la reunión que el presidente Mauricio Macri mantuvo ayer con familiares de los tripulantes, Aguad dijo hoy que "no hay espionaje en territorio propio, sino que la tarea que tenía el submarino era de avistaje u observación", en cuyo marco "había una orden de operaciones, que es rutinaria, de la ruta de Ushuaia a Mar del Plata".

Al respecto, explicó que hubo "una información que fue pasada a la jueza que dice que el submarino detectó un ruido similar a un submarino" y afirmó que "la frondosa imaginación" quiso fundamentar que "ese ruido era de origen británico y de propulsión nuclear", pero aclaró que "a los dos días el mismo submarino lo descartó y dijo que era de una embarcación china que estaba pescando".

"No tenemos ningún indicio de que haya habido un ataque hacia la nave y lo mismo (sostiene) la comisión que investiga bajo la órbita de Defensa conformada por expertos militares", insistió el ministro.

Asimismo, rechazó que el submarino estuviese "atado con alambres", como también indicaron algunos medios y familiares, aunque admitió que la nave "había tenido problemas propios de la navegación, como con el periscopio y otros problemas de que había entrado agua, pero todos temas solucionables y que no ponían en riesgo la navegación".

"Si hay un elemento desconocido lo está investigando la jueza y la comisión. El submarino salió de Ushuaia con la debida inspección que indicaba que el instrumental estaba en condiciones", reiteró.

En cuanto al anuncio que hizo ayer Macri sobre una recompensa millonaria para quien encuentre al submarino, Aguad señaló que "hay empresas interesadas"

"Estados Unidos trajo robots para investigar debajo del mar que eran de empresas que ofrecieron sus servicios sin cobrar, salvo que lo encontraran”, expresó.