La fiscal general ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal, Gabriela Baigún, denunció al ex jefe de gabinete de Ministros Aníbal Fernández por presunta "insolvencia fraudulenta" en una causa por el denominado Plan Qunita y a raíz de la venta de dos autos de su propiedad pese a la inhibición general de bienes dispuesta en su contra, dijeron a Télam fuentes judiciales.

Las fuentes precisaron que, en su denuncia, la titular de la Fiscalía General número 3 ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal endilgó al ex jefe de gabinete el presunto delito de "insolvencia fraudulenta" a raíz de esas operaciones, lo que complicaría la situación del ex funcionario en esta causa, en la que está procesado sin prisión preventiva y enviado a juicio oral.

Se trata de dos automóviles -un Toyota valuado en 450.000 pesos y un BMW de 634.500 pesos- que, de acuerdo con la investigación del Ministerio Público Fiscal, formaban parte del capital del ex funcionario y que habrían sido vendidos "con posterioridad a que se dictara su inhibición general de bienes".