El presidente Alberto Fernández anunció este lunes la ampliación del subrégimen industrial establecido para la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, de "importancia geoestratégica" para ese distrito austral y que conlleva "diversos objetivos económicos y sociales", se informó oficialmente.

El primer mandatario aseguró que "ninguno de los que somos el Frente de Todos dudamos en la necesidad de cuidar y proteger esa querida isla que se llama Tierra del Fuego", y remarcó su valor "geopolítico" aunque lamentó que "el mercado no va ahí" y por eso "el Estado debe impulsar" y "no dudar" a la hora de acompañar a la provincia.

"No dudó Néstor, no dudó Cristina y no dudo yo", dijo Fernández. El jefe de Estado realizó el anuncio en un acto que encabezó desde Casa Rosada, en el que estuvo acompañado del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y por autoridades y legisladores nacionales y provinciales.

Luego, el Presidente consideró que hoy que la Argentina “está transitando el camino correcto" y va "alcanzando la salida que nos involucra a todos, a los empresarios, a los que trabajan y al Estado”.

Y, tras reseñar datos sobre la caída en la producción de celulares, televisores y equipos de aire acondicionado en esa provincia entre los años 2016 y 2019, durante el Gobierno de Mauricio Macri,expresó que “eso pasa cuando el Estado se desentiende de su gente y piensa que los mercados pueden resolver todo”

"Nosotros no creemos eso; nosotros queremos una Tierra del Fuego pujante y queremos una Argentina que crezca y se desarrolle de modo armónico”, expresó Fernández.

Los alcances de la iniciativa para Tierra del Fuego

En el marco de la nueva norma, se presentó la creación de un fondo específico destinado a mejorar la infraestructura del Polo Tecnológico e Industrial de Tierra del Fuego y a la asistencia económica directa para las empresas que quieran desarrollarse en la isla.

La medida apunta a objetivos económicos y sociales, así como tiene en cuenta la importancia geoestratégica de esa provincia austral, para "seguir apostando a su desarrollo, al potenciar la posibilidad de presentar proyectos para impulsar nuevas inversiones en la isla, tanto en las fábricas ya radicadas como para la instalación de nuevas iniciativas", indicó el comunicado.

El 23 de septiembre pasado, el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, estuvo reunido en la Casa Rosada con el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, con quien " ahondó en medidas para la diversificación de la matriz productiva y las aperturas graduales de actividades, con especial énfasis en el turismo", según informó oportunamente el Gobierno nacional.

" Conversamos sobre la reactivación económica, la apertura para la llegada de cruceros (que para nosotros es importante en el crecimiento), la generación de empleo, y la extensión del subrégimen industrial", declaró el mandatario.