El presidente Alberto Fernández retomará sus actividades habituales de manera presencial, luego de haber dado negativo un nuevo test PCR tras cumplir el aislamiento preventivo desde su llegada hace una semana de Perú.

Según informó la Unidad Médica Presidencial en un comunicado, el mandatario realizó el aislamiento obligatorio desde el jueves pasado en la residencia de Olivos. "Habiéndose realizado el test de PCR y atento al resultado de dicho estudio, siendo este negativo, el primer mandatario retoma sus actividades habituales de manera presencial"señaló el texto.

Las actividades del Presidente

Más allá de que no hay agenda en lo inmediato, Alberto Fernández deberá resolver una serie de temas pendientes. Entre ellos, la asunción del intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, como nuevo ministro de Desarrollo Social, y la designación del sucesor de Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa. Además, definirá cómo siguen las restricciones al ingreso de argentinos al país. Todas esas medidas vencerán mañana.

En principio, desde el Poder Ejecutivo apuntan a una nueva prórroga del esquema actual, que fija un semáforo de restricciones de acuerdo con los índices sanitarios de cada región del país. Y resta decidir cómo continuará la llegada de pasajeros en vuelos desde el exterior.

En tanto, mañana se reunirá con Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que este jueves llegará hoy a la Argentina como parte de una gira que incluirá a Brasil para "fortalecer los lazos estratégicos con respecto a las prioridades bilaterales y regionales", según informó la embajada norteamericana en Buenos Aires.

Sullivan estará acompañado por el director del Consejo de Seguridad Nacional para el hemisferio occidental, Juan González; el director de Tecnología y Seguridad Nacional, Tarun Chabra; el director de Cibernética, Amit Mital; y el director de la Oficina para el hemisferio occidental del Departamento de Estado, Ricardo Zúñiga.

En la reunión con Alberto Fernández se discutirá, según la diplomacia estadounidense, "el fortalecimiento de los lazos estratégicos con respecto a las prioridades bilaterales y regionales, incluida la recuperación pandémica, la cumbre climática regional, el crecimiento económico compartido y la seguridad en nuestro hemisferio y en todo el mundo".