El presidente Alberto Fernández dijo este sábado a la mañana que "no hubo ninguna discordancia con el Papa" en el marco de la charla que ambos mantuvieron el último viernes a solas en el Vaticano, afirmó que con el Sumo Pontífice "el tema del aborto no se abordó" y cuestionó que algunos pretendan "confundir las cosas y profundizar la grieta".

Así lo expresó en una entrevista telefónica brindada desde Roma a Radio 10, en la que indicó que con el Papa Francisco hablaron "de los problemas que nos preocupan a los argentinos y en los que nos puedan ayudar", y que, simplemente, en el encuentro posterior que mantuvo con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin "hizo una mención al pasar" y luego, siguieron "hablando de otras cosas".

Ambos coincidieron en que hablaron sobre la deuda, la pobreza, y también sobre temas de corrupción. Pero hubo una negativa del mandatario en reconocer que se había hablado con el cardenal Parolin sobre el aborto.