El primero de los dos viajes al exterior que hará el presidente Alberto Fernández comienza este jueves en horas de la mañana para participar de la "LX Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur y Estados Asociados" en Paraguay.

Con un escenario económico local tenso, se reunirá con sus pares de la región donde también el escenario político presenta sus propios conflictos de intereses sumados a la pospandemia y los efectos de la guerra en Ucrania.

El próximo domingo partirá hacia Estados Unidos, donde lo espera la bilateral con el mandatario estadounidense, Joe Biden. Será la primera reunión presencial del bloque del sur del continente tras dos años de virtualidad y se desarrollará a partir de las 10.10 am (las 11.10 en Argentina) en la ciudad de Luque, cercana a Asunción.

“Seríamos más débiles sin Mercosur”.

Durante la sesión plenaria de presidentes se presentará el informe de la presidencia pro témpore (a cargo de Paraguay) y se aprobarán las declaraciones y comunicados conjuntos del bloque. La intervención de presidentes de los Estados es por orden alfabético y cada uno cuenta con quince minutos.

Luego se realizará la foto oficial de la LX Cumbre. La agenda de Fernández incluye una reunión bilateral con el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora.

El canciller Santiago Cafiero habló en la previa de la cumbre del Mercosur

Este miércoles fue la reunión preparatoria en la que el canciller, Santiago Cafiero, planteó que “el mundo está atravesando un cambio profundo. La transformación de las cadenas globales de valor y las dificultades logísticas -primero en pandemia y ahora con una guerra que se libra en Europa, pero impacta en todo el mundo- demandan, en nuestra opinión, un proceso más franco, más decidido y más profundo de integración. Dicho de otro modo, una política industrial y social regional más firme y decidida”, propuso.

“Seríamos más débiles sin Mercosur”, subrayó el canciller y otrora jefe de Gabinete del Presidente. Fuentes del entorno del canciller precisaron a Crónica que la Argentina llega a la reunión presencial del Mercosur “con prudencia, a escuchar a todos los miembros para que cada uno explique cuál es su idea”.

La antesala de la cumbre estuvo marcada por la decisión de Uruguay de iniciar negociaciones individualmente para un acuerdo comercial con China fuera del bloque regional. También, por el aviso del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de que no concurrirá.

Santiago Cafiero
“Seríamos más débiles sin Mercosur”, aseguró este miércoles Cafiero, junto a Todesca Bocco.

En el país más grande de la región se acercan las elecciones y las encuestas siguen dando por ganador a su oponente, Luiz Inácio Lula Da SIlva. Es la primera vez en la historia que los presidentes del Mercosur se sentarán a dialogar sobre los efectos de una pandemia seguida por una guerra en Europa.

La fuente agregó que “hay que dialogar más que nunca y encontrar caminos nuevos que no se conviertan en atajos en este mundo cambiante y sin certezas”. Reconoció que la decisión de Uruguay de comenzar conversaciones para suscribir un tratado de libre comercio (TLC) con China, sin la participación del Mercosur, “es preocupante porque rompe de las pocas previsibilidades que otorga el bloque”.

Actualmente, la presidencia pro témpore es ejercida por Paraguay, país que al término de la reunión hará el traspaso oficial a la República Oriental del Uruguay.

Por F. G.

Ver comentarios