El presidente Alberto Fernández afirmó que con Néstor Kirchner "empezó a tejerse otra historia en Argentina porque cambiaron las lógicas del poder", y recordó que "se puso al lado de los que no tenían trabajo y estaban en la pobreza, negoció con acreedores privados, juntó plata, le pagamos al Fondo Monetario Internacional y nos desprendimos del sometimiento que significa deberle" a ese organismo.

Fernández sostuvo esto al participar de la presentación de Máximo Kirchner como titular del Partido Justicialista ( PJ) bonaerense en un acto que se desarrolla en la Quinta de San Vicente.

En su discurso, el mandatario remarcó que cuando asumió "como un deja vú, ese país que recibí se parecía más al que había dejado la crisis de la Alianza", y recordó que debió "volver a discutir con acreedores privados y con el FMI en plena pandemia".

Asimismo, el Presidente expuso que, pese a que "a Cristina la dejaron sin presupuesto en 2010 y a mí ahora, seguiremos gobernando porque sabemos qué intereses representamos: los de los que menos tiene, lo más postergados y desposeídos".

Además, el primer mandatario cuestionó a quienes le dicen que "hay que cerrar rápido el acuerdo" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero agregó que "los que me apuran son los mismos que no me aprueban un presupuesto".

En la misma línea, Fernández continuó: “Yo lo que pido es un poco de honestidad intelectual. Dense cuanta que estamos tratando de resolver los problemas que ustedes crearon y, si no lo hacen, aunque sea callen por vergüenza. Porque vergüenza debería darles por lo que fueron capaces de hacer“.

"Y lo peor es que es la deuda que ellos tomaron", dijo el mandatario quien agregó que "voy a seguir gobernando en el 2022, con presupuesto o sin presupuesto".

Cabe destacar, que el titular del bloque del oficialismo en la Cámara baja lo había invitado a Alberto Fernández cuando confirmó que asumiría en el PJ de la provincia de Buenos Aires, a pesar del fallo de la Cámara Electoral que lo había puesto en duda.

Pero el Presidente nunca había confirmado su presencia y se especulaba con que no iría, atribuyéndolo a que la relación entre ambos no pasaba por el mejor momento. Sin embargo, con el objetivo de echar por tierra estas interpretaciones, el mandatario resolvió el viernes por la noche ir a la Quinta de San Vicente.

Alberto Fernández: convicción peronista

Por otra parte y volviendo al discurso del primer mandatario, éste dijo además que "entramos en un nuevo tiempo" y pidió a la militancia peronista "mirar el 2023, que va a ser nuestro porque vamos a ganar".

"No nos han vencido porque nuestras convicciones están más fuertes que nunca. Ganar una elección no es vencer. Nunca bajemos los brazos", dijo el Presidente.