El presidente Alberto Fernández aseguró este domingo que frente a la pandemia de coronavirus "las prioridades cambiaron", y reiteró que en primer lugar se ubica la salud, mientras que en un "segundo o tercer plano" están la renegociación de la deuda y la cuestión fiscal.

"Las prioridades cambiaron, por ejemplo en repensar la negociación de la deuda, porque tenemos una nueva realidad; y pasó a otro plano, uno segundo o tercer plano. También la cuestión fiscal, que siempre preocupó, pasó a un segundo plano", afirmó el Presidente en una entrevista con el portal El Cohete a la Luna.

El mandatario agregó que "no es que yo cambie mis prioridades, sino que el mundo cambió sus prioridades", y reiteró que "la prioridad uno es la salud", "cómo cuidar a los barrios desprotegidos y a los adultos mayores".


En ese sentido, el jefe de Estado dijo que "todas las medidas" que se tomaron desde el Gobierno "tuvieron básicamente el objetivo de atender a esos sectores que peor estaban".

A nivel global, reflexionó sobre el rol de Estado y citó el caso de los países donde "la salud se privatizó toda, y la pandemia avanza de manera escalofriante" y de Alemania, un país con una fuerte presencia del Estado en salud que "preservó algo del Estado de bienestar y todavía tiene recursos para salir ante la pandemia y lograr controlar las muertes, porque, por ejemplo, tiene respiradores para todos".

En este sentido, el Presidente planteó "volver a introducir el concepto de solidaridad en la economía mundial" porque esa pandemia dejó claro que "aquí nadie se salva solo", ni en el país ni en el mundo.

"Estados Unidos pensó que no le iba a tocar, y le tocó, y lo que le duele, y lo que le va a costar. Aquí nadie se salva solo", dijo, y llamó a "repensar estas cosas para hacer un mundo más equilibrado y justo".

En otro tramo de la entrevista, el mandatario cuestionó que "muchas provincias cerraron los accesos a su territorio", y dijo: "Estamos en un Estado federal donde hay límites, no fronteras".

Temor por Brasil

Fernández dijo que tiene "mucho miedo" sobre lo que ocurrirá en Brasil debido a la propagación del coronavirus, y cómo esa situación va a repercutir en Argentina, y aseguró que está convencido de que "ahora es la hora del Estado" y de la "inversión pública".

"Me preocupa muchísimo la situación de Brasil. Salvo con Chile, Brasil tiene fronteras con todos los países de América latina y ahí nadie está atendiendo el problema del coronavirus con seriedad", dijo el mandatario, que afirmó que habló del tema con sus pares de la región.

En ese sentido, recordó que "casi el 60% del comercio exterior" de Argentina es con "Brasil y China". En particular sobre China, el Jefe del Estado dijo que "parece estar controlando el tema del coronavirus".

Por ahora, vislumbró "una caída de la actividad económica en todo el mundo y de las exportaciones" a nivel local.

"Y ahora, y para siempre, tenemos que entender que hay tareas indelegables del Estado como la salud y la educación. Y no discutamos más, ahora está probado", expresó el mandatario, que también señaló que "el mundo va a cambiar y Argentina va a aprender" de ese cambio.

Críticas a la gestión de Mauricio Macri

Además, señaló que encontró un sistema de salud "muy maltratado durante los cuatro últimos años", pero explicó que no se refleja sólo en que de ministerio había pasado a ser secretaría, sino que "se habían roto los planes de vacunación, había millones de vacunas abandonadas en la aduana, hospitales que no se inauguraron porque se pensó que no hacía falta".

"La prioridad uno es la salud, cómo cuidar la salud, cómo poner en pie un sistema de salud que había sido muy maltratado en los cuatro años previos", subrayó Alberto.

Nuevas medidas

Fernández anunció instrumentos para proteger a la gente del aumento de precios, por ejemplo; e instó a los bancos que comiencen a otorgar los créditos para las empresas que lo requieren, a partir del lunes 13 de abril,  y así poder pagar los sueldos de los empleados en este contexto de crisis.

"Estoy preparando un DNU que calculo estará listo el lunes para cambiar la ley de defensa de la competencia y para declarar autoridad de aplicación a los intendentes", anunció el mandatario.

Según explicó, los aumentos de precios se dan sobre todo en negocios de cercanía, por lo que es "muy difícil llegar desde el Estado" y es más fácil hacerlo desde la comuna. De esta forma, los municipios podrán controlar precios y aplicar sanciones por aumentos no justificados.

El Presidente también dijo que la situación de lo que pasa con los precios también lleva replantearse por qué hay "pequeños comerciantes que especulan con la necesidad de sus vecinos", y "eso hay que corregirlo".

Créditos para pymes

En cuanto a los créditos, Fernández afirmó: "Hay un problema de regularización del sistema financiero, en crisis como estas muchos quedan descalificados, porque no venden, entran cheques que no pueden pagar y quedan fuera de sistema. Ahora como existe ese garante que es el Estado, espero que el lunes no tengan excusas y empiecen a dar los créditos".

El Presidente sostuvo que "no podemos tener tanta paciencia, hay que arreglarlo" al tema de los créditos para el pago de sueldos.

"Lo que le pedí (al titular del Banco Central, Miguel Pesce) es que el lunes se ocupe de que los bancos empiecen a abrir lo necesario. Espero que el lunes empiece a funcionar porque lo necesitamos", agregó.

Dijo que "los bancos tienen que hacer su aporte" y contó: "Hasta acá lo que los bancos nos dicen es que hay algunos elementos de interpretación burocrática y por eso todavía (no están) los créditos que nosotros pusimos al servicio de las empresas para preservar el trabajo de la gente que es lo que más nos importa".

"Yo creo que a partir del lunes las cosas se empezarán a normalizar y todo eso se flexibilizará y todo eso va a andar bien", confió el Presidente.

Además recordó que "los bancos además fueron los grandes ganadores en los últimos años".

"Los bancos en la Argentina hace más de cuatro años vienen prestándole plata al Banco Central y sacan resultados extraordinarios financiando al Banco Central. No le prestan plata al Estado, le prestan al Banco Central. Toman títulos del Banco Central para que el Banco Central esterilice la moneda que emite, y la verdad es un juego perverso, que ha dado tasas al 83%, nosotros ya esa tasa la bajamos al 38% pero la verdad es una vergüenza", concluyó.

"No dejarse llevar por la psicosis"

Por otro lado, Fernández tildó de "estúpidos" a quienes alientan la "psicosis" y "salen a decir que hay más muertos que lo que el Estado cuenta" o que es "necesario abrir ya la economía", sin mirar la pandemia.

"Los que gobernamos tenemos que ser conscientes, no mentirle a la gente y tener la máxima serenidad para no dejarse llevar por la psicosis, porque sino empezás a hacer lo que los locos quieren", enfatizó.

En este contexto, asumió que muchos dirigentes de oposición piensan que tiene que "terminar con la cuarentena" porque piensan que "total todos se van infectar y se van a morir, y lo que no tengo que dejar morir es la economía", e insistió: "Yo digo que no, porque una economía de gente enferma o gente muerta es una economía que no existe".

El Presidente aclaró que no le gusta "generalizar" y resaltó especialmente el trabajo realizado con mandatarios de Juntos por el Cambio.

"Me he encontrado en Buenos Aires con un montón de intendentes que se han puesto codo a codo a trabajar conmigo, en la Ciudad de Buenos Aires, con un jefe de Gobierno que se ha puesto a trabajar codo a codo conmigo", elogió.

Fernández sostuvo que "sería muy injusto" si no reconociera eso, y mencionó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a los intendentes de Lanús, Tres de Febrero, Vicente López y San Isidro, todos de Juntos por el Cambio.

"En verdad a los que nos toca gobernar sabemos el momento que estamos pasando. Es más fácil pararse enfrente y tirar piedras, este es un momento para no tirar piedra, en todo caso sentarse a pensar juntos posible soluciones", indicó.

En contra de bajarle el sueldos a la clase política

El Presidente pidió no ser "hipócritas" ni "demagogos" en referencia a los pedidos para que la clase política baje sus sueldos, dijo que reivindica "el servicio público que la política presta" y, en cambio, consideró "más razonable" lograr recursos para el combate contra el coronavirus mediante un impuesto "a los que más han ganado".

"Yo he visto que los jueces de la Corte han donado el 25% de sus sueldos, está muy bien. Pero quiero decir que el 25% del sueldo de un juez de la Corte es casi el sueldo del Presidente de la República", sostuvo.

Al ser consultado sobre el proyecto que busca recaudar dinero para el combate a la pandemia mediante un impuesto extraordinario a quienes participaron en el blanqueo de capitales de 2017, consideró que "tiene una lógica mejor", ya que es justo que aporten "los que más han ganado, o los que más se beneficiaron después de defraudar al Estado por no pagar impuestos".

"No seamos hipócritas, no seamos demagogos y ganemos nuestro sueldo como corresponde, no buscando títulos de los diarios", cerró la entrevista el mandatario.

Fuente: Télam

Ver más productos

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Ver más productos