Por Luciano Bugner
@lucianobugner

El álbum de fotos de Alberto Fernández llenó otra página. Un nutrido y heterogéneo grupo de dirigentes cegetistas, en la sede de los estatales, almorzó con el precandidato a presidente del Frente de Todos, a quien ratificaron su apoyo en las próximas elecciones. Reforma laboral, la creación del Ministerio de Trabajo, y parámetros económicos fueron los ejes del encuentro. El planteo de la CGT, en la recta final hacia las primarias, fue que se dinamice la campaña y “no cometer los mismos errores que en 2015”.

Fue un almuerzo peronista”, coincidieron los partícipes de la comida en Moreno al 1300, la casa de UPCN. La etiqueta disparó contra la “neutralidad”, entre comillas, de la CGT. “Manifestamos el absoluto respaldo a su candidatura”, aclaró Héctor Daer, uno de los titulares de la central obrera y actor fundamental en el lazo entre Alberto Fernández y el mundo sindical.

En las dos horas de reunión los ejes giraron en la creación, nuevamente, de un Ministerio de Salud -cabe destacar que ayer participó de la comida Juan Luis Manzur, quien ocupó la cartera durante el kirchnerismo- y de Trabajo, hoy con rango de secretaría. Los nombres no se pusieron sobre la mesa, pero la central obrera buscará traccionar para tener un lugar preponderante. “Cuando lleguemos al gobierno los trabajadores van a tener un rol central”, fue la frase de Alberto que los ilusiona.

La mayor preocupación que reina en Azopardo 802 es la reforma laboral. “Argentina no la necesita. Hay que generar trabajo, hay que hacer que la economía funcione”, fue la respuesta del candidato que funcionó como calmante.

“Ellos están muy preocupados por la situación. Entienden que nosotros podemos ser la opción. Han sido muy explícitos y muy generosos con su compromiso”, dijo el ex jefe de Gabinete de Néstor Kircher al salir del encuentro.

LEÉ TAMBIÉN:  Alberto Fernández: "Entre los intereses del FMI y los de la gente, elegimos lo segundo"

Ese compromiso se traduce en la “dinamización de la campaña” que reclamaron desde la central obrera. El pedido de “mayor actividad”, en autocrítica, es de una movilización interna de los delegados en función de la candidatura del Frente de Todos. “No hay que cometer los mismos errores que en el 2015”, dijeron partícipes del almuerzo.

En esa línea se inscriben las recientes palabras de Hugo Moyano, referente del ala sindical opuesta a la Confederación General del Trabajo. “Tenemos que convencer a la gente para que no se vuelva a equivocar y me parece que el paro no es la forma de pelear ahora. Hay que pelear en las urnas”, resumió el camionero.

LEÉ TAMBIÉN: La CGT niega su "neutralidad"

Sin ser parte del consejo directivo de la CGT, quien se mostró en la numerosa y heterogénea foto fue Omar Viviani, líder de los taxistas porteños. “Nos comprometimos al apoyo de su campaña y hablamos de los temas que preocupan a los trabajadores: desocupación, bajos salarios y el avance sobre los convenios colectivos”, le dijo a Crónica el dirigente.

En boca de Viviani, “se le solicitó la formación de un Consejo Económico y Social integrado por trabajadores, empresarios y Estado”.

La reaparición de Juan Carlos Schmid (quien renunció a la secretaría cegetista a fines de septiembre) se sumó, de manera sorpresiva, a la visita de Norberto Di Próspero (APL), Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Guillermo Moser, de Luz y Fuerza.

Pero “la unidad es con todos” hizo agua. Oscar Rojas (maestranza), Luis Barrionuevo (gastronómicos), Luis Cejas (viajantes) y Juan Martini (tabaco) estuvieron ausentes con aviso: apoyan a Roberto Lavagna.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos